IR A PÁGINA

hoyxhoy

  • Que te vaya mal en la PSU no significa que el mundo se acabó para ti

    el día de karol dance

    Ayer se publicaron los resultados de la PSU, que para muchos significan una puerta a una nueva vida. Alrededor del 50% saca menos de 500 puntos que no le sirven para nada. Pero ojo, no es el fin del mundo si te va mal en la PSU. Vivimos en una sociedad que te dice desde niño que tienes que ser más que tu papá y tu mamá. Así es como cada año egresan muchos periodistas, abogados, ingenieros, etc.

    Ustedes dirán "¿qué hace éste hablando de la universidad si él no terminó su carrera?". Es cierto, no la terminé por razones económicas... ponderé 627 puntos en la PSU, que me sirvieron para quedar en una universidad estatal en Concepción. Mis papás no me dejaron irme y tuve que ingresar a una privada acá, una mala idea porque yo no tenía los recursos. Al principio se hizo con mucho esfuerzo, mis papás se sobre endeudaron. Yo tenía que trabajar los fines de semana, y estudiar en la semana. Pensaba que era la única alternativa de surgir en la vida. Al final la dejé porque no podía seguir pagando y porque yo era mucho mas feliz comunicando. La gente me entrega todo lo que esperaba conseguir con mi titulación de abogado. Pueden decir "no todos tienen la misma suerte", pero eso no es suerte sino trabajo y perseverancia.

    Quiero que el lector entienda que siempre hay otras vías para el éxito y la realización personal. Todos los de clase media baja tenemos el común denominador de que queremos que nos vaya mejor que a nuestro padres, tener una casa propia, comprarnos un auto, darle un buen futuro a nuestros hijos.

    Pero eso no sólo se consigue sacando sobre 700 puntos. Se consigue siendo trabajador, correcto, buena persona. Hay que guiarse muchas veces por la convicción personal. Si quieres ser artista, habla con tu familia y sé el mejor artista. Si quieres ser panadero, porque tu papá lo fue, sé el mejor panadero.

    Varios de los que sacaron sobre 600 puntos en cinco años más van a estar buscando trabajo y endeudados; por eso hay que informase también de la amplia gama de becas. La universidad no te garantiza tener un buen futuro o ser exitoso. Es una herramienta, pero hay que buscar también las otras herramientas que te da la vida. Mi consejo es que en vez de entrar aceleradamente a cualquier universidad por dejar tranquilos a los papás y por el estatus -porque hay muchos que entran para contar que están en la "u"-, es mejor prepararse un año más, rendir nuevamente la PSU y elegir bien enfocado. El joven debe preocuparse de ser feliz con lo que hace, de eso sí depende el futuro.

  • Twitter ayuda a eliminar esos kilos de más

    Un estudio de la Universidad de Carolina del Sur reveló que la red social funciona como un apoyo para adelgazar.

    No es coincidencia que muchos tuiteros influyentes sean personajes de la música, la televisión y el cine. Pero luego, entre los desconocidos que la rompen en la red social del pajarito, también existe una clara tendencia hacia el buen aspecto físico. De hecho, un avatar o foto de perfil atractiva es un gancho efectivo para conseguir más seguidores.

    En este contexto, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Carolina del Sur, en Estados Unidos, reveló que Twitter podría ayudar a muchas personas a bajar de peso. Esto, debido al apoyo que pueden recibir a través de esta plataforma aquellos que están a dieta o enfocados en eliminar sus kilos de más.

    Según el informe, publicado en la revista Translational Behavioral Medicine, las personas que están buscando bajar de peso aumentan sus posibilidades de eliminar los kilos que les sobran si utilizan la red de microblogging para informar de sus progresos a otros que también lo están intentando. Y no sólo eso. El estudio reveló que los tuiteros adelgazan más que quienes no usan esa red social. "Proporcionar soporte grupal a través de redes sociales puede ser una manera barata de alcanzar a un amplio número de personas que padecen sobrepeso y obesidad", aseguró Brie Turner-McGrievy, quien dirigió la investigación.

    Menos kilos

    La investigación se basó en el estudio de 100 hombres y mujeres obesos a los que se les realizó un seguimiento durante 6 meses. Mientras la mitad de los participantes recibió un podcast quincenal con consejos de nutrición, ejercicio y metas, el otro sumó aplicaciones de control de calorías y compartió sus avances vía Twitter.

    En total, durante el experimento se publicaron 2.630 tuits, de los cuales el 80% contenía información de cosas que a los usuarios "les funcionaban" a la hora de conseguir el objetivo de adelgazar. De esta forma, se descubrió que en el grupo de tuiteros, se perdía en promedio un 0,5% del peso corporal por cada 10 mensajes en Twitter.

    "Yo no veo una relación tan directa, pero de todas formas ayuda más que Instagram, que fomenta ir a darse gustitos culinarios", dice Trinidad Id, quien tiene más de 2 mil seguidores en Twitter.

    Los investigadores esperan replicar la prueba con Facebook y otras redes sociales.

  • Cómo el cambio climático afecta la vida cotidiana

    El informe de la Valoración Nacional del Clima de EE.UU. concluyó que este fenómeno ha provocado cambios que afectan la salud, el transporte y la economía.

    El calentamiento global ya cambió la rutina de las personas en Estados Unidos, lo que puede extrapolarse a que en el resto del mundo la vida cotidiana de millones de personas también se ha visto afectada por este fenómeno.

    Una comisión especial de 240 científicos convocada por el Gobierno de Estados Unidos emitió un informe de 1.146 páginas que detalla la forma en que el cambio climático afecta la salud, la vivienda y otros aspectos de la vida diaria de los habitantes de ese país. Además, el texto advierte que esas variaciones aumentarán en el futuro.

    "El cambio climático afecta todo lo que hacemos", dijo una de las autoras del informe, Susan Cutter, directora del Instituto de Investigaciones de Materias Tóxicas y Vulnerabilidad, en la Universidad de Carolina del Sur. Y agregó: "Afecta dónde se vive, dónde se trabaja, dónde se divierte y la infraestructura necesaria para todas esas cosas. Es algo más que los osos polares".

    Estas declaraciones pueden tomarse como una advertencia mundial, ya que el informe enfoca este problema medioambiental de manera global, para luego explicar cómo afecta, a nivel local, a las diferentes regiones de Estados a Unidos, a los diversos sectores de la economía y a las futuras generaciones.

    ¿Sin solución?

    El informe de la Valoración Nacional del Clima es requerido por ley cada cuatro años. Pero las conclusiones no indican qué debe hacerse ante el calentamiento global. El asesor científico de la Casa Blanca John Holdren, explicó que el estudio ayudará a los dirigentes, reguladores, planificadores municipales e incluso a los agricultores a encarar los cambios que se avecinan.

    "El calentamiento global inducido por los humanos es mucho más que elevadas temperaturas", dice el informe, mencionado el aumento del nivel del mar, intensas lluvias, derretimiento de los glaciares y tormentas más intensas, como "Sandy" azotó Nueva York en octubre pasado. "Estos cambios han afectado y continuarán afectando la salud humana, suministro de agua, la agricultura, el transporte, la energía y muchos otros aspectos de la sociedad", indica el informe, que usa la palabra "amenaza" o variaciones de ella en 198 ocasiones y la palabra "alteración" otras 120 veces.

  • Los chimpancés tienen sentido de la justicia y saben compartir

    Según un estudio de la Universidad de Emory, los primates poseen las mismas reacciones que los seres humanos cuando se trata de ser equitativos.

    Cuánto tienen en común los humanos con los monos, parece ser una pregunta cada vez más difícil de responder. Porque a pesar de que se sabe que el hombre viene del mono, estos mamíferos sorprenden constantemente a los científicos con nuevas proezas.

    Ahora, un equipo de expertos del Centro Nacional de Investigación Primate Yerkes, perteneciente a la Universidad de Emory, EE.UU., demostraron que los chimpancés poseen un sentido de la justicia que hasta ahora sólo había sido atribuido a los seres humanos.

    "Llegamos a la conclusión de que los chimpancés no sólo se ponen muy cerca del sentido humano de la justicia, sino que los animales pueden tener exactamente las mismas preferencias que nuestra especie", afirmaron los autores del estudio.

    De esta forma, se cree que el rechazo a las injusticias que posee nuestra especie se remonta a miles de años atrás, ya que entre los simios y los humanos compartimos un ancestro en común. Por otra parte, esta investigación llega a reforzar la idea de que muchos animales son conscientes de sí mismos, como revelaron varios científicos el año pasado en la Declaración de Cambridge (ver recuadro).

    El juego verdadero

    En el experimento, los científicos practicaron un juego llamado Ultimátum con los chimpancés para determinar su sensibilidad a la distribución de la recompensa entre dos personas. Para tener una comparación directa, el estudio se llevó a cabo también con niños. Así, los investigadores analizaron a seis chimpancés adultos y 20 niños humanos (de 2 a 7 años).

    El juego consistía en elegir entre dos fichas de diferentes colores que, con su colaboración o con la de su pareja, podían ser canjeadas por recompensas: alimentos para los chimpancés y stickers para los niños.

    Los seres humanos se caracterizan por ofrecer porciones generosas, como el 50% de la recompensa a sus socios, y eso es lo que hicieron en el experimento los primates. En el juego, si se necesitaba la colaboración de un compañero el premio se dividía equitativamente, pero si la ayuda para cambiar las fichas era innecesaria, los chimpancés y los niños elegían la opción egoísta y se quedaban con el premio.

  • ¿Los tablets perjudican nuestra vida amorosa?

    Según una investigación británica, la mitad de los encuestados se lleva algún dispositivo a la cama antes de dormir .

    Cuántas parejas han sucumbido por culpa de Internet, es algo que no se puede saber. Pero de seguro, con infidelidades por chat, encuentros por Facebook y más, la cifra ha ido en aumento a la par que la masificación de la red. Ahora, un estudio viene a confirmarlo, y además encontró un nuevo culpable: dispositivos.Y es que según un sondeo realizado entre 2 mil adultos por el sitio británico Broadbandchoices.co.uk, los aparatos portátiles que hacen posible la conexión son los culpables. Especialmente, por la -mala- costumbre de usarlos en la cama.

    Ellos v.s ellas

    Consultar el mail o las redes sociales, como Facebook o Twitter, se está convirtiendo en una costumbre cada vez más usual a la hora de irse a dormir. En este contexto, un 15% de los encuestados admitió haber sido menos activo sexualmente cuando se iba a la cama con su computador, su tablet o su smartphone.

    La mitad de los entrevistados admitió haber pasado 90 minutos en compañía de su dispositivo electrónico antes de apagar la luz. De esta forma, la hora del sueño se posterga hasta la medianoche, frente a las 22:30 de hace diez años. Pero ese tiempo extra lo pasan chateando o jugando, en vez de invertirlo en la pareja.

    El jefe de proyecto en el sitio web que realizó el sondeo, Dominic Baliszewski, no se mostró sorprendido. "Hay tantas aplicaciones, que los usuarios aprovechan cada minuto disponible", comentó el profesional. Y agregó: "El problema es que la esposa se queja de estar en segundo lugar para su marido, después del tablet".

    Es que según los expertos británicos, el problema es más del hombre que de la mujer: "Para él, los múltiples mensajes recibidos por Internet son más interesantes que su mujer, que es siempre la misma".

    ¿Cuestión de edad?

    Según la investigación, los jubilados y los adultos mayores son los menos afectados por este fenómeno, ya que tienen otras costumbres, como por ejemplo ver televisión juntos antes de irse a dormir. O con un libro. "La diferencia con el iPad, por ejemplo, es que el libro no es disuasivo, sino comunicativo: su lectura a menudo no es autónoma, sino compartida", explicó Baliszewski.

  • Gente religiosa podría tener más riesgos mentales

    Un estudio reveló que las personas espirituales son más propensas a enfermedades psiquiátricas.

    Como si las religiones actuales no tuvieran suficientes problemas -falta de credibilidad, pérdida de adeptos, entre otros-, una polémica investigación podría aguarles más el panorama.

    Según los expertos del University College de Londres, Inglaterra, las personas espirituales son más propensas a sufrir desórdenes mentales. Entre los problemas más habituales están los trastornos alimenticios o de ansiedad, fobias, neurosis y abuso de drogas.

    Hablan las cifras

    "Nuestro mayor descubrimiento es que la gente que posee una visión espiritual de la vida tiene una peor salud mental que aquellos que se toman la realidad de una forma que no es ni religiosa ni espiritual", escribió el profesor Michael King junto a sus coinvestigadores del University College. El estudio fue publicado por la revista British Journal of Psychiatry.

    Para llegar a esta conclusión, los expertos realizaron una encuesta a 7.403 personas -hombres y mujeres- británicas seleccionadas al azar que fueron interrogadas acerca de sus creencias y su estado mental. Nueve de cada diez encuestados eran caucásicos con un promedio de edad de 46 años.

    El 35% de los participantes se describió como "religioso", es decir, que asistía a una iglesia, mezquita, sinagoga o templo. La gran mayoría de este grupo eran cristianos. Otro 19% afirmó que tenía creencias espirituales sin seguir una religión específica, mientras que el 46% declaró que no era ni religioso ni espiritual.

    Luego de analizar los datos, los ingleses descubrieron que las personas espirituales eran un 50% más proclives a tener un trastorno de ansiedad generalizado y un 72% más propensas a sufrir una fobia. Además, quienes creen en algo más allá de la vida tienen un 40% más de probabilidades de recibir tratamiento con psicofármacos, un 77% más de riesgo de ser dependientes de las drogas y un 37% más de posibilidades de ser neuróticos.

  • Los secretos de los animales más longevos

    Una investigación reveló algunas técnicas que usan los seres vivos más longevos, como las langostas, la rata topo y los murciélagos.

    Según un estudio publicado en la revista Science, el hombre y los primates envejecen más o menos de la misma manera: tienen un alto riesgo de muerte en la infancia, uno menor en la adolescencia y un riesgo creciente de morir a medida que envejecen.

    Pero otras especies han encontrado algunos trucos que les ayudan a manejar el proceso de envejecimiento y a extender sus períodos de vida naturales. Así, logran vivir por cientos de años. Incluso, algunas se han transformado en inmortales.

    El tamaño sí importa

    En términos generales, los animales más grandes viven más que los pequeños. Por ejemplo, un ratón puede vivir dos años, mientras que una ballena puede alcanzar los 200 años. Estas diferencias se producen debido a varias características fisiológicas, incluyendo las tasas de crecimiento y desarrollo, metabolismo y detalles de la composición del cuerpo.

    Sin embargo, hay algunos que rompen esta regla. Por ejemplo, la rata topo lampiña vive 5.3 veces más tiempo de lo previsto para el tamaño de su cuerpo, gracias a que viven bajo tierra, evitando la luz del sol

    Proteínas bien cuidadas

    Se sabe que dormir ayuda a reparar el cuerpo, y que la falta de sueño puede acelerar el envejecimiento. Sin embargo, los murciélagos hacen algo más que dormir para retardar su vejez. El doctor Asish Chaudhuri, del Instituto para los Estudios de la Longevidad y el Envejecimiento Sam y Ann Barshop, de San Antonio, Texas, cree que la explicación a su longevidad subyace en la manera en que los murciélagos se protegen del daño proteíco, utilizando moléculas especiales, que son como "chaperonas" de las proteínas, es decir, sirven para cuidar estas últimas. "Las proteínas juegan un papel esencial en toda función celular", explica el doctor Chaudhuri. De esta forma, aseguran la vida.

  • Sangría para capear el calor del verano

    el día de virginia demaria

    El mundo pareciera dividirse entre dos tipos de personas: los que aman el invierno y los que aman el verano (y por consiguiente, se pueden pelear a muerte con alguien del "otro bando"). Personalmente, me declaro fan del verano. Son miles de razones por las que adoro esta época del año, partiendo por el clima y esos días eternos que se oscurecen tarde. Ni hablar de la variedad de frutas y verduras que desfilan día a día ante nosotros, ofreciéndonos infinitas alternativas para cocinar y pasar de forma sabrosa los días de calor.

    Pero si hay algo que especialmente me gusta de esta fecha es que podemos, sin (tanta) ninguna culpa, empezar a tomarnos un traguito a las 12:00 del día, estando de vacaciones. Y cuando el barman además es mago, se manda unos tragos engañosos camuflados con juguito, macedonia o incluso mermelada. Bendita fruta que acompaña esos cóctels ¿no?

    Hace ya un par de años que le abrí la puerta a la sangría y la verdad es que no he podido cerrarla. Esa bebida refrescante que se compone de agua y vino, con azúcar, limón y otros menesteres nació y se popularizó en España desde hace ya dos siglos. Luego sacó visa y llegó a múltiples latitudes, sufriendo transformaciones hermosas de acuerdo al país donde se aloje. Es por eso que quizás has probado tantas sangrías como tipos de panes a lo largo de tu vida.

    La sangría es perfecta para esta época del año; con mucho hielo, dulce y refrescante. Gracias a Milagros, una guapísima española que tuve la oportunidad de conocer y quien generosamente me dio su receta, es que tengo las medidas perfectas para una buena sangría. La receta original sólo lleva manzanas y naranjas, pero en verano me atrevo a usar los frutos rojos que abundan y que combinan a la perfección.

  • Rostros de ojos café son más confiables

    Un estudio realizado por la Universidad de Charles, en Praga, indicó que caras delgadas y de ojos claros producen mayor desconfianza.

    ¿Ha sentido alguna vez extrañeza al fijar su vista en los ojos claros de algún colega, un vecino o de la cajera del supermercado? No se preocupe, no está siendo paranoico. Un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Charles, en Praga, descubrió que los rostros de ojos claros son percibidos con mayor desconfianza que los de ojos oscuros.

    Sospechosos

    Más de 40 fotografías faciales de hombres y mujeres fueron enseñadas a los participantes del estudio. Luego, se les pidió que calificaran el grado de confianza que producían las imágenes, atendiendo principalmente a dos rasgos: el color de los ojos y la forma de sus caras. Un porcentaje significativo de los participantes consideró que los rostros de ojos café eran más confiables que los de ojos azules. Además, las caras redondas, los labios grandes y los mentones prominentes produjeron un mayor grado de fiabilidad.

    Conclusiones

    Para saber si la característica determinante en la percepción de desconfianza era el color de los ojos o la forma de la cara, los investigadores realizaron una tercera prueba, en la que presentaron a los participantes fotografías de rostros idénticos, salvo por una diferencia: el color de los ojos. Así determinaron que la causa de la desconfianza no era el color de los ojos, sino la forma de la cara: "Hemos concluido que, aun cuando los rostros de ojos café resultan más confiables que los de ojos azules, no es el color café el responsable de una mayor sensación de confiabilidad, sino la forma facial", explicó la investigadora Karel Kleisner.

    El estudio, focalizado en habitantes de República Checa, se realizará próximamente en otros países de Europa, para aumentar la precisión de sus resultados.

  • Un poco de sobrepeso puede alargar la vida

    Según un estudio, quienes tienen un par de kilos extra viven más que los que poseen el peso ideal.

    Si usted está pensando en bajar ese par de kilos de más este verano, mejor piénselo dos veces. Porque según un estudio publicado por la revista Journal of the American Medical Association (JAMA), las personas con algunos kilogramos de más en su cuerpo tienen menos riesgo de morir por cualquier causa que las personas de la misma edad con un peso normal.

    Según un análisis de casi 100 estudios que abarcan aproximadamente a 3 millones de adultos, hay beneficios en las reservas mayores de energía en el organismo.

    Hablan las estadísticas

    Si bien la obesidad acarrea un 18% más de riesgo de morir, los datos muestran que el riesgo de muerte disminuye un 6 % en las personas con cierto sobrepeso.

    La doctora Katherine Flegal, del Centro Nacional para Estadísticas de la Salud -perteneciente a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos- y sus colegas, compilaron la información sobre el índice de masa corporal (IMC) y la mortalidad debida a todo tipo de causas, para llegar a tasas de riesgo de muerte según las diferentes categorías de IMC.

    Para aquellas personas con un IMC entre 25 y 30, considerado sobrepeso, el riesgo de muerte es un 6 % menor que quienes tienen un IMC entre 18,5 y 25 (peso normal). Entre 30 y 35 de IMC (obesidad moderada), el análisis también constata una reducción del riesgo de muerte, en este caso del 5 %. Pero un índice IMC por encima de 35 (obesidad) conduce a un aumento claro del riesgo de muerte respecto a las personas con peso normal.

    Entre algunas de las ventajas de tener un leve sobrepeso están, por ejemplo, poseer una mejor resistencia en caso de enfermedad y el hecho de que las personas con una ligera obesidad ponen más atención a su salud.

  • El viagra ayudaría a bajar la barriga cervecera

    Según un estudio alemán hecho en ratas. En Chile, aseguraron que los análisis en roedores no siempre sirven a los humanos.

    Algunos le dicen "la pastillita mágica", y ahora podrían tener más razones para alabar al Viagra. Según un equipo de investigadores de la Universidad de Bonn, en Alemania, el fármaco para superar la disfunción eréctil, no sólo produciría erecciones. También podría ayudar a disminuir la grasa abdominal.

    El estudio, publicado en The Journal of the Federation of American Societies for Experimental Biology, utilizó ratas para estudiar cómo funciona el sildenafil, el compuesto activo del Viagra. Los resultados demostraron que este compuesto puede aumentar la conversión de células de grasa blanca en células de grasa parda, que son las que queman la energía de los alimentos ingeridos y la convierten en calor.

    Con cuidado

    "El sildenafil no sólo es capaz de minimizar los problemas de erección, sino que también puede reducir el riesgo de aumentar excesivamente de peso", señaló el profesor Alexander Pfeifer, quien dirigió el estudio. Sin embargo, él y su equipo alertaron que el fármaco no debería usarse con este fin.

    Lo mismo opinó José Antonio Salvadó, urólogo de la Universidad Católica. "El laboratorio no lo promociona así, ni yo tampoco he visto ese efecto en mis pacientes. Además, a veces un estudio en ratas no se aplica a los humanos", dijo el profesional a hoyxhoy.

    En Chile, no existen cifras sobre el consumo de fármacos, por lo que no se sabe cuánto Viagra se compra en el mercado. "La tendencia es que ha aumentado su uso, también e