• El giro digital de Coco Legrand

    El humorista montará más de diez funciones en el Teatro Nescafé de las Artes con tecnología Led. Así presentará "Terrícolas, corruptos pero organizados", su show más existencialista.

    Coco Legrand (65) recorre Santiago arriba de un taxi y no deja de hacer preguntas. "Hoy existe inconsecuencia en todo, viejo. Pasamos de la revolución industrial a la revolución comercial y no sabemos a quién creerle, ¿o no? ¿Al gobierno? ¿Al estado? ¿A la oposición? ¿A La Polar? ¿A quién? ¿DIME A QUIÉN?".

    Alrededor nadie responde. Y es que Alejandro Javier González Legrand, "Coco Legrand", está inmerso en el personaje principal de su último montaje teatral: "Terrícolas, corruptos pero organizados", un show que se presentará en el Teatro Nescafé de las Artes durante mayo y que registrará más de diez funciones en cartelera.

    "Hay desconfianza en todo, viejo. No creemos en nada ni nadie. La esperanza está en los jóvenes. Ellos son los llamados a poner la ética. Esa es la palabra: ética".

    "Terrícolas..." narra el aterrizaje de un extraterrestre en Santiago de Chile. Uno que se estrella con un gimnasio del barrio alto y que hace preguntas sobre la inentendible civilización local. El alien es Coco Legrand, acompañado del actor Jaime Azócar y el Ballet Circus Ok.

    La obra dura una hora 40 minutos y en ella, Legrand, vestido del Apocalipsis, dispara contra todo. Lleva dos años presentando la misma performance, pero dice que faltan, por lo menos, dos años y medio más en cartelera nacional. "Tenemos un público cautivo de 500 mil personas en Chile", dice seguro. Y es probable: según datos del extinto Circus Ok, son más de 120 mil las personas que han visto "Terrícolas, corruptos pero organizados".

    El show lo inauguró precisamente ahí, en el escenario del Circus Ok, ese que administró y construyó y después demolió cuando una inmobiliaria le puso precio para levantar un edificio de oficinas. Pero eso ya está en el pasado. Hoy, a Legrand, el Circus Ok no lo pena.

    Esta vez el humorista regresa a la cartelera capitalina con tecnología de punta. Su compañía cuenta con una pantalla Led gigante que permite cambios automáticos en la escenografía. Un avance único en el circuito local. "Podemos presentarnos con la misma calidad en todos los teatros de Chile", dice.

    "El personaje de este show es alguien confundido. Para él, la incógnita es a quién creerle, y en esa búsqueda se va volviendo loco. ¿Le creo a la la derecha? Ya, pero a cuál, ¿la capitalista, la conservadora o la liberal? ¿Al centro? Pero ahora el centro es excéntrico. ¿A la izquierda? ¿La revolucionaria, la histórica o la que levanta el puño con relojes Rolex? Entonces el tipo se desespera, mucho".

    Coco Legrand, según sus palabras, nunca se ha sentido más cómodo artísticamente. La movilidad que le otorgan las pantallas Led lo tienen, desde marzo de 2011, presentando por todo Chile su show, uno que cambia al ritmo de la contingencia noticiosa. "En el último bloque siempre pongo temas contingentes. Lo de las primarias, por ejemplo. Pasa que llevo dos años montando el mismo show porque estamos inmersos en la misma duda: "¿a quién creerle?"".

    Y entonces Legrand vuelve a formular preguntas.

    "¿Por qué me fui de la televisión? Porque nunca he sido una persona de la tele. Siempre lo mío ha sido al lado de mi público, en vivo. Esa es mi única certeza", dice.

    Pareciera que el alien de "Terrícolas" es más que un personaje: pareciera que es Coco Legrand como ninguno de sus espectáculos teatrales lo definió nunca. "Llega un momento en que el alien se saca la máscara y aparece mi cara, y sigo hablando, vestido de extraterrestre. La razón es súper simple de entender: todos somos extranjeros en este país".

  • El legado material de Gonzalo Rojas

    Este año la residencia del poeta en Chillán se transformará en un centro cultural. A dos años de su muerte, el hito se suma a la edición del primer volumen de sus obras completas.

    Antes de morir, el poeta Gonzalo Rojas se encargó de dejar algo en claro: "no me gustan los museos". La afirmación no sorprendió. Rojas nunca asimiló la actividad cultural a los lugares encerrados. Prefería los talleres, las charlas con escritores jóvenes, las conferencias, el diálogo. En 2013, a dos años de su fallecimiento, la premisa se transformó en materia. Su residencia en Chillán, la última que habitó en vida, se convertirá en el Centro Cultural Gonzalo Rojas.

    El proyecto lo encabeza la Corporación Cultural Municipal Gonzalo Rojas Pizarro, entidad creada especialmente para la ocasión, cuyo directorio lo integran representantes de la Municipalidad de Chillán, del ministerio de Cultura, de la Primera Dama y de la Fundación de Estudios Iberoamericanos Gonzalo Rojas, presidida por su hijo, Gonzalo Rojas-May. "Nunca le gustaron los museos. Él pasó mucho tiempo en la casa de Chillán. Con esto, se concretó un gran anhelo suyo", dijo a hoyxhoy el hijo del poeta lebuense.

    El traspaso fue así. La casa (ubicada en calle El Roble 1051) fue comprada por el Fisco y se traspasó como propiedad a Bienes Nacionales. Luego, fue entregada en comodato a la Corporación Municipal. Rojas-May no detalló el monto de la compra, pero aclaró que "fue mucho menos al valor comercial del inmueble. La colección de Roberto Matta, que está ahí, es más cara que el valor de la propiedad".

    El centro cultural albergará pertenencias personales del poeta: su escritorio, una colección de música, cuadros de Roberto Matta, libros, una pajarera construida en un patio de azulejos, una torre de cristal diseñada por él mismo, utensilios varios. La casa fue construida en 1964, cuenta con dos pisos y fue acondicionada por el mismo artista entre 1980 y 2004.

    Aún no hay fecha de inauguración. El anuncio oficial ocurrió seis días atrás, a dos años de su fallecimiento, en un acto que se celebró en el Salón Gonzalo Rojas de La Moneda, con presencia del ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke y la Primera Dama, Cecilia Morel.

    "La última parte del proyecto comprende la realización del centro cultural como tal. La idea es que sirva de espacio para talentos jóvenes, pero también para los no tan jóvenes", señaló Rojas-May.

    El inmueble en cuestión fue, en principio, propiedad de la familia de la esposa del poeta. De vuelta del exilio, Rojas le pidió a la familia un espacio para construir una casa pequeña. Años después, terminó comprando todo. "Por eso el aspecto tan mecano del lugar. Es una casa que mi padre quiso mucho, donde se aprecia Chillán entero".

    Este es uno de los proyectos de la fundación que encabeza Gonzalo Rojas-May. El más importante es la edición del primer volumen de las obras completas del escritor: "Integra" (2013), libro editado por el Fondo de Cultura Económica de México que recopila los 70 años de poesía de Gonzalo Rojas Pizarro. "Chile nunca ha editado las obras completas de sus grandes poetas. A Nicanor Parra, Huidobro, Neruda y Mistral los editaron afuera", reclamó el hijo. El libro tendrá, hasta el momento, tres estaciones: Santiago, Buenos Aires y Madrid. La publicación contiene 70 páginas de material inédito.

    Para comienzos de 2014 está programada la publicación del segundo volumen, uno que reunirá todos los textos escritos en prosa. "No sabemos cuántos volúmenes serán: estamos recopilando el material". La fundación también trabaja en el "Archivo de Gonzalo Rojas". Material que, cuando se complete, llegará a la web.

  • ¿Cómo llevar a escena a Juan Radrigán?

    Alejandra Gutiérrez, directora, explicó el proceso detrás de la obra "Ceremonial del Macho Cabrío".

    Un día de 2011, Juan Radrigán (dramaturgo, 76 años, autor de más de 40 obras) se reunió con los actores Karim Lela y Claudio Marín para hablar de trabajo. Les comunicó que escribiría un texto para ambos. Karim le pidió un personaje histórico, Claudio, un boxeador. Juan accedió a la petición. Y pasó un año.

    Doce meses de escritura y correcciones incesantes. Más de mil páginas para una obra que cambió de nombre varias veces, pero que terminó por llamarse "Ceremonial del Macho Cabrío": un texto que, al final, contó con sólo 38 páginas. "Una vez Juan me dijo: fui al cementerio y vi algo terrible. Papeles sobre las tumbas, que decían que si las familias no pagaban, cambiarían los cuerpos de lugar. Con esa historia empezó a trabajar", dijo a hoyxhoy Alejandra Gutiérrez, directora teatral de más de 50 obras en su currículum, entre ellas "Ceremonial del Macho Cabrío", montaje en el que trabaja desde su génesis. "Más que montar la obra, quería llevar a escena a Juan Radrigán".

    La obra narra cómo los muertos de uno de los patios de un cementerio son informados del desalojo de sus tumbas por no pago, para luego ser lanzados a un hueserío. A fines de 2011, con el texto terminado, Alejandra y su equipo postularon al Fondart. No lo ganaron. Quedaron en lista de espera, pero a mediados de 2012 la lista corrió. Con el financiamiento, comenzaron los ensayos en noviembre pasado. Y desde entonces, los nueve actores y el equipo técnico no se detuvieron. "Para llevar a escena a Radrigán es muy importante entender su obra. Nosotros la estudiamos antes de trabajar en el montaje. Hay claves muy importantes".

    Una de ellas es entender su mundo ("uno repleto de personajes marginales, de miseria, muerte, abuso, injusticias"). Otro factor es el desgarro ("lo desolado de esos mundos"). También aparece el humor ("pieza fundamental de su teatro. Es como si los personajes sólo pudieran escapar a través del humor. Y no es un humor corrosivo. Es crítico, popular, pero siempre sonriente)". Y por último, el amor: "las relaciones amorosas son vistas como un camino de supervivencia".

    Funciones

    "Ceremonial del Macho Cabrío" está en cartelera del Centro Cultural Matucana 100 desde el viernes pasado, y se mantendrá hasta el domingo 9 de junio. "Nos acomoda la sala. Llega público joven y también uno popular. La temporada será larga, pero también queremos llevar la obra a regiones", explicó. El montaje se presenta de miércoles a domingo.

    "No puedo asegurar que Radrigán es el mejor dramaturgo chileno, pero sí puedo asegurar que es uno de los buenos que hay aquí", añadió Gutiérrez.

    El elenco lo integran Marcela Medel, Alex Zisis, Karim Lela, Claudio Marín, Sergio Gajardo, Camila Donoso, Sebastián Zeballos, Gabriela Cortéz y Gonzalo Pinto. La escenografía es de Guillermo Ganga; el vestuario es de Jorge "Chino" González; y la música corresponde a Alejandro Miranda. "Un equipo de primera línea", para Alejandra Gutiérrez. "En el montaje hay una búsqueda de Radrigán por la identidad nacional. El hecho de desterrar una tumba por el no pago de dinero tiene relación con el tipo de país que estamos construyendo".

  • La obra que se inspiró en Edmundo

    "Varas" narra la tragedia de un hombre que se suicida en un set de TV a cambio de fama.

    Fue en 2011. Mario Cáceres Moraga trabajaba en una discoteque del centro como mesero cuando vio entrar a Edmundo Varas, el ícono de la farándula chilena. Lo vio, lo saludó y lo atendió. Y tiempo después comenzó a escribir un texto dramático, motivado por el encuentro. "Lo vi en su peor momento. Lo vi y supe que quería escribir no sobre él, sino basarme en él".

    Hoy, a dos años del cruce, Mario Cáceres (25 años, actor) dirige el montaje teatral "Varas", próximo a debutar en la cartelera del Teatro del Puente el 16 de mayo. Una obra en la que su protagonista, Varas (Álvaro Sanhueza), ofrece suicidarse en vivo y en directo en un programa de televisión a cambio de dinero y fama. "Más que la historia de Edmundo Varas, la obra es una reflexión sobre la televisión y la miseria que la rodea. Es mi visión sobre ese mundo. Pero sobretodo, es una tragedia", dijo a hoyxhoy Mario Cáceres, director, dramaturgo y hombre detrás de la compañía Teatro La Comuna, formada en la Escuela de Teatro de la PUC.

    "Varas" se planteó como una tragedia griega, con un héroe que busca gloria y debe pagar sus costos. Aquí el destino lo decide el rating. La escenografía recrea el set de televisión de un canal onírico, donde asoma un animador ficticio (Simón Lobos), conductor del show. "Él representa una especie de Camiroaga: un conductor que es un "santo", con autoridad, que es desafiado por este héroe trágico, Varas. En la obra presento teorías sobre el mismo tópico: la tragedia griega, pero en este set". En el reparto aparece la madre de Varas (Nicole Waak), quien intenta frenar el impulso suicida, y también su pareja (Carolina Quito), personaje que representa la sexualidad como ícono televisivo.

    En el marco de la investigación de la obra, Mario Cáceres ahondó en la vida de Edmundo, e incluso fue como público a "Primer Plano" para entender bien el negocio. "Imagínate: si ya es terrible ver el programa dos horas en una tele, mirarlo en vivo es peor. Pero la experiencia me sirvió mucho". El director aclara la trampa de la obra: "es una estrategia. Criticamos a la televisión, pero también la ocupamos para hacer el teatro que nos interesa. Este es un experimento. Queremos ver qué pasa".

    Para Mario, la televisión "es un virus, una enfermedad que contagia, mata y determina el destino de muchos". Por eso, la invitación a ver "Varas" -que estará en cartelera hasta el 8 de junio en el Teatro del Puente- es para los "tele-adictos, aquellos que les aburre el teatro". Sobre la posibilidad que llegue Edmundo Varas como espectador a la obra, Mario Cáceres es claro: "para mí sería genial. Ojalá vaya".

  • "Chile no ha avanzado en políticas culturales"

    La soprano Cristina Gallardo-Domâs se radicó en Chile después de más de diez años, y habló con sobre sus razones.

    A fines de los noventa, Cristina Gallardo-Domâs se fue de Chile para no volver: se alzaba como una de las grandes voces de la ópera local, y afuera los teatros del mundo parecían un desafío único. Por eso viajó a Estados Unidos, luego a Alemania, a Italia y después a España, donde se casó. Se quedó allá, sumó elogios en el circuito europeo y trabajó con voces autorizadas del concierto mundial, como por ejemplo Plácido Domingo.

    Pero en 2013, Cristina Gallardo sorprendió a todos cuando decidió, junto a su marido y sus dos hijos, regresar a Chile. "Ni yo sabía que vendría aquí", dijo Cristina a hoyxhoy. "Fue fortuito. No regresé por decisión mía, sino por algo personal. Mi marido está trabajando ahora en Brasil. Nos queda cerca".

    Su marido trabaja como abogado en una empresa multinacional hidroeléctrica. Se fue Brasil, pero la familia decidió radicarse en Chile. "Me proyecté a estar aquí cuatro años, después no sé".

    La soprano fue finalista en el Concurso Internacional Pavarotti en 1990, obtuvo el primer lugar en los concursos Licia Albanese y Young Artist Emergency Funds en Nueva York, en 1991, y la medalla de Plata en el Concurso Internacional Queen Elizabeth en Bruselas, entre otros méritos. Pero por estos días Gallardo-Domâs se focaliza en la Escuela Moderna de Música (su casa de estudios), donde dictará tres Master Class para las que podrá audicionar cualquier persona, tanto activos como oyentes, el próximo 10 de mayo. "Estoy ilusionada, esperanzada. Sé que aquí hay muchos talentos".

    Sobre las políticas culturales, Cristina es clara: "Chile no ha avanzado en políticas culturales. Se ven más teatros, sí, pero falta más gestión, más movimiento".

    Pero, ¿podrá entonces continuar con su carrera internacional desde Chile? "Por supuesto. En junio viajo a España a hacer "Madame Butterfly" con Plácido Domingo en Madrid. Estoy planificando cosas en Frutillar, en el Teatro del Lago, pero para febrero próximo. Y las Master Class". Las clases son el 15, 16 y 17 de este mes.

    "Con Plácido Domingo llevamos años trabajando juntos. Antes él dirigía y yo cantaba. Es un maestro. Aprendí mucho de él", recordó. Pero, ¿qué pasará con el futuro profesional de Cristina, la más importante cantante lírica chilena? "Seguir trabajando. Y viajando: estamos yendo a Brasil casi todos los fines de semana. Los niños necesitan que al menos uno de sus padres esté con ellos".

  • Nieta de Picasso subastará obras de su abuelo

    Marina Picasso, nieta del famoso pintor español Pablo Picasso, subastará en París dos lienzos de su abuelo el próximo 6 de junio. Otra vez es la casa de subastas Sotheby"s quien está detrás de la actividad, la cual venderá al mejor postor las obras "Naturaleza muerta con paleta y cabeza de toro",de 1938, y "Mujer sentada con vestido gris" de 1943. Se calcula que los lienzos, en conjunto, tienen un valor aproximado de 6.55 millones de dólares.

  • Material de Hemingway será digitalizado

    Varios documentos y pertenencias de Ernest Hemingway, que fueron dejados por el escritor en su casa cerca de La Habana antes de abandonar la isla, serán preservados por el gobierno cubano y una fundación privada estadounidense. Las copias digitales (2.000 documentos) se transferirán a la Biblioteca John F. Kennedy en Boston.

  • A pasos de un Ministerio de Cultura

    Ayer, en el salón Montt Varas de La Moneda, el Presidente Sebastián Piñera firmó el proyecto de ley que crea el Ministerio de Cultura, entidad que agrupa al Consejo de la Cultura con la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos y el Consejo de Monumentos Nacionales. Ahora, el proyecto va al Parlamento.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24