• El Cóndor tendrá una noche soñada

    Colo Colo enfrentará a un equipo de estrellas, en el que estarán Bravo, Pizarro y Paredes, entre otros seleccionados que se quedaron para apoyarlo en el evento a beneficio de hoy en el Monumental.

    Dicen que Chile ya perdonó al Cóndor. Dicen que esta noche el Monumental se va a llenar de hinchas emocionados en el partido a beneficio de Roberto Rojas. Dicen que habrá una plaga de ídolos. Ya confirmaron su presencia Arturo Vidal, Claudio Bravo, Mauricio Isla y Gonzalo Jara, entre otros seleccionados. También el Diablo Etcheverry y David Pizarro, quien alzó la voz la semana pasada y dijo: "Vuela alto, Cóndor". Además estará Iván Zamorano, Marcelo Salas y el Pibe Valderrama, entre otras figuras.

    En medio de este escenario se disputará un partido calmado entre Colo Colo -con el redebut del paraguayo Gustavo Benítez en el banco- y un equipo de estrellas. Pero antes habrá un duelo entre un equipo conformado por periodistas y artistas contra una escuadra de históricos. Y, ya sabemos, la fiesta tendrá un sólo objetivo: el dinero servirá para que el Cóndor cambie de hígado.

    Las entradas para este compromiso tienen los siguientes valores: Galería y Cordillera $2.500 (niños $1.000), Océano $5.000 (niños $2.500), Rapa Nui $8.000 (niños $3.000) y se pueden adquirir en Chilexpress o en Ticketexpress. cl.

    En masa

    Hinchas de diversos equipos se la han pasado comentando en los últimos días a través de las redes sociales la importancia del evento. Por ello, mediante una gran cantidad de comentarios tanto en Twitter como en Facebook, se han encargado de promocionar la cruzada solidaria "sin importar el color de la camiseta que uno tenga", según señaló Edward Zúñiga, quien desde pequeño vio volar al Cóndor por la Selección. Pese a que es hincha fanático de la U, no esconde su admiración por el ex arquero. "Fue un grande. Uno de los mejores. Ojalá que salga todo bien y que se mejore pronto".

    Sin embargo, entre medio de la acumulación de figuras, durante la tarde de ayer fue confirmada una ausencia. "No iré", dijo, secamente, Orlando Aravena, ex DT de la Selección. No lo verá por televisión, ni lo escuchará por radio. Mientras el arquero reciba un apoyo monumenta, el señor Aravena hará su rutina normal. "No me interesa Roberto Rojas", reclamó.

    Aravena todavía tiene una pésima opinión del ex meta. "Es que se mandó la media cagada", señaló con claridad.

    Pero tras una pausa hermética el ex entrenador tuvo un breve ataque sentimental. Preguntó con disimulo por la salud de Rojas. "¿Qué tiene?", indagó. "Hepatitis C". "Ah, cresta, qué pena" y enmudeció otra vez.

    Se quedó mudo. Tal vez repasaba la noche del Maracaná, el humillante traslado en andas, la sangre, su sorpresa. O repasaba la multa de la FIFA: el final simbólico de su trayectoria.

    ¿No le gustaría acercarse al Cóndor en estos momentos?

    No deseo que muera, porque soy humano, pero no quiero nada con él. Roberto Rojas tendrá la ayuda de otras personas, no la mía.

    ¿Y un gesto humano?

    Señor, yo no soy médico. Yo no puedo hacer nada por él. Y si tengo que hacer un gesto lo haré en mi corazón.

    Si ve a Roberto Rojas en la calle, si el arquero lo ataja en la vía pública, Aravena lo saludaría porque "el saludo no se le quita ni a los que se mandan cagadas". Pero luego se iría. Eso es todo.

  • El partido más difícil de Rojas es contra su hígado

    El ex arquero nacional padece de hepatitis C y está en la lista para recibir el urgente trasplante que necesita.

    El 19 de febrero de este año se daba a conocer una información que impactó al mundo del fútbol en Chile. Radio Digital FM entrevistó a Roberto Rojas donde anunció que padecía de hepatitis C. "Estoy en la fila para un trasplante de hígado. Me agarró el hígado y los doctores piensan que con un trasplante se soluciona definitivamente", contó en la entrevista. "La fila anda todos los días pero le dan prioridad a la gente que está grave. Mi condición, dentro de la gravedad, es media. Yo me he sentido bien en todo sentido y será cuando Dios quiera", agregó.

    En aquella oportunidad también se supo que el ex portero se vio obligado a dejar su trabajo debido a su enfermedad. Luego de ese episodio, Roberto Rojas viajó a Chile por una invitación de Colo Colo. Ahí fue entrevistado por todos los medios y él trataba de bajarle el perfil a su enfermedad diciendo que no estaba tan mal.

    Pero el 28 de mayo se supo que el Cóndor tuvo una recaída, que terminó con el ídolo hospitalizado, pues el tratamiento no respondió de la mejor forma en un órgano que funciona en una capacidad cercana al 20 por ciento.

    Sin embargo, Roberto, el Cóndor Rojas sigue tan perseverante como siempre y está dando la pelea. Es más, él mismo señalo que "estoy agradecido. Los partidos para mí no duran 90 minutos. Tengo un partido personal. La vida nos enseña que todo tiene su tiempo".

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
1