• La irregularidad no le deja avanzar

    Universidad de Chile no logra consolidar una línea de juego. La ausencia de Patricio Rubio se notó en demasía y los azules no tuvieron la capacidad para finiquitar las múltiples ocasiones que se generaron.

    Estaba todo listo para comenzar el segundo tiempo, pero un hecho llamaba la atención. Seis jugadores de la U estaban distribuidos a lo largo de la línea del mediocampo, esperando la habilitación de sus compañeros. Es que hacer de la improvisación un sistema se está haciendo habitual en la U.

    Al frente había un equipo que empezó jugando sin delanteros. Aunque tenía a Rojas, Saavedra, Peñailillo y Romero. "Afortunadamente resultó, sino estaría colgado en la Quinta Vergara". Sinceridad a toda prueba para el DT de Everton, V. H. Castañeda.

    Vértigo

    A los 2", Marín ganó un mano a mano de forma notable. Cinco minutos más tarde, la presión de la U les permitió recuperar una pelota en la salida ruletera. Isaac Díaz se aprestaba a definir, pero fue derribado por Francisco Dutari. Penal. Aránguiz no falló. No obstante, el desarrollo del primer tiempo fue favorable a los de Viña. Ángel Rojas, que siempre le ha hecho buenos partidos a su ex equipo, destacaba en el ataque oro y cielo. Hasta que a los 44" Emiliano Romero sacó un potente remate que, sin quitarle méritos al ejecutor, encontró un tanto mal ubicado a Marín. Era el merecido 1-1.

    200 partidos

    Un error de Lorenzetti permitió una rápida salida de Everton, que terminó con un remate impecable de Ángel Rojas a los 51" que se estrelló en el vertical, pero Saavedra estaba ahí para aprovechar el rebote y la pelota se fue al fondo con la involuntaria, pero al fin y al cabo ayuda, de Paulo Magalhaes. Era el 2-1 para Everton. El resto del partido fue un monólogo de la U, pero no precisamente una demostración de buen fútbol. Ahí apareció la figura de Gustavo Dalsasso, que demostró unos reflejos notables y selló el triunfo de su equipo. Una gran actuación para celebrar su partido 200 con Everton, que incluyó soportar, junto a Francisco Bahamondes, por lo menos tres patadas de Isaac Díaz en la curiosa jugada del minuto 75, donde la pelota quedó entre él y su defensor y ambos soportaron estoicamente los golpes del ariete azul.

    Al finalizar el partido, Roberto Cereceda declaró que "nos llegan y nos convierten", mientras Luis Marín afirmó que "hay que cambiar el chip y pensar en el partido contra Lanús". En tanto, José Yuraszeck encendió la polémica al declarar que "la gran diferencia del directorio de la U con el de Blanco y Negro es que nosotros no cobramos ni un peso por nuestro trabajo". Se espera la respuesta desde la tienda de Pedrero.

  • Lanús, el equipo del sur de Buenos Aires que desafía a los azules

    El elenco granate ha tenido los mejores 10 años en su larga historia. Cuenta con uno de los mejores planteles del fútbol argentino y va con todo por la Sudamericana.

    Guillermo Barros Schelotto estuvo cerca de salir campeón con Lanús en el pasado campeonato argentino. Era la primera experiencia como DT del ex delantero de Gimnasia y Esgrima de La Plata y Boca Juniors. El hombre que usaba la camiseta número 7 es uno de los grandes ídolos de los xeneizes. Ahora, a cambio de Lanús, ha sabido conformar un equipo de temer, que el viernes derrotó al ex puntero local, Argentinos Juniors, por un contundente 4-0. Dentro de los anotadores en ese partido se destacan Santiago Silva, ex goleador de Banfield, el eterno rival de Lanús, y del mismísimo Boca Juniors, donde con la llegada de Carlos Bianchi perdió continuidad y optó por jugar en los granates. Otro nombre, Lautaro Acosta, fue el gran precio de los del sur de Buenos Aires hace un par de años. Partió al Sevilla, y luego de un largo periplo, volvió a Argentina para también defender a Boca Juniors, donde pasó sin pena ni gloria. Desde los xeneizes también llegó Leandro Somoza, un gran mediocampista. Sin duda, Lanús será un rival de temer.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24