• La U derrotó a Everton como más le gusta: sobre la hora

    Al estilo de Acosta, los ruleteros jugaron de chico a grande y estuvieron cerca de amargar la tarde azul. Un cabezazo agónico de Pato Rubio puso el 2-1 definitivo.

    No se la puso fácil don Nelson a la U de Cristián Romero. Porque Everton no tuvo pudor para plantar dos férreas líneas de cuatro ayer en la cancha de Santa Laura. Dos líneas que, a ratos, se convertían en una sola cuya única función era despejar sin destino definido todas las arremetidas azules. No lo llevaron, a don Nelson, para hacer fútbol espectáculo. Y eso el plantel ruletero lo sabe bien. Lo suyo obedece a una necesidad imperiosa por rescatar puntos para salvarse del descenso. Y aunque ayer no lo lograron, estuvieron cerca.

    Mucho le costó a la U superar el mezquino esquema del ex entrenador de la Roja. Lo intentó por todos los flancos pero casi siempre sus avances terminaron con la pelota siendo reventada a algún rincón lejano de las graderías de Santa Laura. Eso hasta que una pelota filtrada por Rodrigo Rojas en el minuto minuto 36 encontró la zurda de Lorenzetti. El argentino anticipó a Dalsasso y se la dejó servida a Isaac Díaz que sólo tuvo que empujarla. Fue, quizás, la única grieta que mostró el Everton de Acosta. Pero cuando se juega así, de chico a grande, ni el más mínimo error es tolerable.

    Iban por más

    Recién con el 1-0 plasmado en el marcador los viñamarinos salieron a buscar el arco de Herrera. Y lo encontraron. Primero Matías Donoso y Orlando Gutiérrez exigieron al meta con remates razantes. Y luego Carlos Retamales acalló el estadio con un potente disparo de media distancia. Quedaban poco más de 10 minutos y parecía que don Nelson lo hacía otra vez. Pero la U soltó amarras y comenzó, lentamente, a volcar a Everton contra su propio arco. La tónica del primer tiempo retomaba protagonismo en la cancha de independencia. Y así, a cinco del final, como más disfrutan los hinchas azules, llegó la catarsis. Rodrigo Mora levantó un centro trabado desde la última línea y Patricio Rubio, que saltó entre dos defensas viñamarinos, conectó de cabeza para poner el 2-1. Esta vez don Nelson no lo logró. Pero estuvo cerca. Demasiado cerca.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24