• Albo invitado | Hay equipo en Colo Colo

    Relojito y su cuerpo técnico tienen que batirse con lo que hay, que según los dirigentes es suficiente para ser competitivos en todos los frentes. Hoy no estamos ni para campeonar ni para avanzar a puestos de privilegio en la Libertadores. Y no me parece que haya que emprenderlas contra Romero y los jugadores, porque el equipo es luchador y se esfuerza. Pero falta equilibrio. Luchar es valioso, pero no alcanza para progresar de manera importante. Nueve puntos abajo de Colo-Colo recién en la fecha 8 del torneo es un dato elocuente, igual que el miedo a que hoy en Belo Horizonte nos metan un saco de goles si mostramos una cara parecida a la exhibida en la cancha de Audax el viernes.

    Me parece que el equipo está funcionando bien. A pesar de que le faltaban dos jugadores que habían sido importantísimos, como Vecchio y Flores, haciendo unos cambios, la oncena se vio de la misma forma. En el primer tiempo Colo Colo fue muy superior a Palestino. En el segundo, por una cuestión lógica, Palestino fue a buscar su posibilidad. Ahí creo que a Colo Colo le faltó más consistencia o un poco más de fútbol para mantener el nivel. Los últimos minutos fueron complicados, porque ellos se jugaron su oportunidad y los cambios algo merman el rendimiento. Pero es solo por eso, no porque sean malos jugadores. El Pajarito Valdés jugó en otra posición y respondió. Son alternativas que tiene el técnico e indudablemente eso ayuda porque no siempre está el mismo equipo: puede haber un lesionado o un suspendido. Y alternativas, hoy Colo Colo las tiene. Algo que se vio también fue que, a pesar de que los últimos minutos fueron complicados, se nota que hay un arquero sólido, que los centrales andan derechos y con más confianza. Había más armas para enfrentar lo que hacía Palestino. Hay jugadores de selección: Paredes es uno de ellos y Valdés es otro. Por lo que está haciendo, Fierro también es jugador de selección. Incluso, lo que hace Julio Barroso, aunque es extranjero, es de un jugador de gran nivel. Pero todo el mérito de Colo Colo es para Tapia y su equipo técnico. No me gusta dar consejos ni alientos, solo analizo lo que veo y siento desde afuera de la cancha. La próxima semana, ante Cobresal, aunque no esté Valdés, hay plantel para suplirlo. Hoy, Colo Colo va a pelear el campeonato con O"Higgins, y con las opciones de la U y Católica, que son lo equipos que podrían amagarle el torneo. Al resto, Colo Colo los va a superar, como lo hizo con Rangers la semana pasada. El plantel es inmensamente superior al resto, y con los que está más cerca es con estos tres, que son los más parejos del campeonato nacional. Pero aún falta mucho. Se empezó bien. Colo Colo tiene un equipo fuerte y un plantel importante, capaz de suplir a Vecchio y Flores. Eso habla bien del plantel. Además, están con confianza, son apoyados por el público y eso es fundamental. Jugar ante 40.000 mil personas en el Monumental es algo positivo para el equipo colocolino, pero también influye en el cuadro rival.

  • Soy de la U | Luchar y sufrir

    El único partido de la era Relojito Romero que no he visto es aquel en que perdimos con Wanderers en Quillota. Esa tarde abrió la cuenta el Torito de Fresia cuando atravesábamos caminando con mi familia la plaza de Castro: mi hijo José venía escuchando por el celular, pegó el grito y festejamos. Viajamos esa tarde desde Castro hasta Llanquihue y la mala señal de la radio del auto nos hizo enterarnos de golpe, entre Ancud y Chacao, que Wanderers lo había dado vuelta. Se acabó el invicto de Relojito, y fue como darse un baño de realidad. Cuatro días después, sufrimos en un boliche de Cascadas, a pasos del lago Llanquihue, nuestro debut en el grupo de la Libertadores contra Defensor Sporting en el Nacional. Regalamos los primeros 45 minutos, y recién en el segundo tiempo nos parecimos a un equipo que sabe lo que significa jugar de local el torneo más importante de esta región del planeta. Ganamos al final con un golazo de Lorenzetti, que se consolida como uno de los jugadores estelares del plantel actual. Pero junto con ganar, comprobamos que todo lo que juguemos este año será de estas características: luchar en la cancha para avanzar un poco en la tabla, nunca demasiado, y no dejar de sufrir jamás. Dije que he visto todos los partidos de la era Relojito, salvo la derrota contra Wanderers, y me doy cuenta (como casi todos los azules que van al estadio o siguen a la U por televisión) que futbolísticamente continuamos siendo un equipo frágil en defensa y sin la contundencia necesaria para imponerse a rivales que tienen menos recursos y menos cartel. El otro día, contra Audax, ensayamos una línea de cuatro con dos volantes más retrasados pensando en el partido de hoy contra Cruzeiro, y fue terrible. No estaba Pepe Rojas, y Lichnovsky y Caruzzo en el centro de la zaga hicieron agua.

  • Dolor de cabeza: Valdés es duda en Colo Colo

    El volante salió lesionado ante Palestino y arriesga quedar fuera del partido del viernes ante Cobresal.

    Una lesión muscular es la que podría dejar a Jaime Valdés fuera del partido de este viernes ante Cobresal. El volante, una de las principales figuras de Colo Colo en el presente campeonato, abandonó la cancha adolorido ante Palestino y ayer se realizó exámenes para ver la magnitud de la lesión. Pajarito, además, arriesga quedar fuera del partido entre la Selección y Alemania la próxima semana en Stuttgart. Aunque aún no se oficializa la nómina, Valdés sería uno de los colocolinos convocados junto a Gonzalo Fierro y José Pedro Fuenzalida.

    Por los 50 millones

    Un hito marcará el Cacique este viernes ante Cobresal. Según un recuento hecho por por la edición web de Cooperativa, los albos están a menos de 8 mil personas de alcanzar los 50 millones de espectadores en la historia del torneo nacional. El estudio se hizo revisando las fichas de todos los partidos de los albos en distintos medios de comunicación desde el año 1933.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24