• "En Europa una vez al mes surge una droga sintética, acá eso es más lento"

    El subcomisario Gonzalo Santander, de Antinarcóticos de la PDI, analiza la penetración que ha tenido este tipo de sustancias en el país. Dice que los altos precios han frenado su masificación, por ahora.

    El subcomisario Gonzalo Santander trabaja hace cinco años en el departamento de Investigación de Sustancias Químicas Controladas de la Jefatura Antinarcóticos de la PDI. "Cuando llegué lo que aparecía en las incautaciones era éxtasis, LSD. Ahora desde fines de 2014 han aparecido otras sustancias, como el renombrado 25-Nbome, que es la que ha aparecido más fuerte en Chile. Se vendía como LSD, pero los análisis del ISP han salido que es Nbome", comenta.

    ¿Y qué produce?

    Tiene un efecto alucinógeno similar al de LSD.

    ¿Para qué entonces cambiarle el nombre, si se parecen tanto?

    La estructura química es totalmente distinta, pero se descubrió que el Nbome genera efectos similares.

    ¿Las modificaciones químicas son para legalizarlas?

    En Europa se reporta que una vez a la semana sale una nueva droga sintética al mercado. Están creando constantemente para que si se le descubren al vendedor, no les pase nada legal, ya que no están bajo ninguna ley.

    En Chile, ¿cada cuánto tiempo ustedes encuentran una droga nueva?

    Acá, la penetración es muchísimo más lenta que lo que ocurre en Europa. Por ejemplo, acá recién está ingresando el Nbome, que en Europa ya lleva un par de años.

    ¿Esperan que el uso de las drogas sintéticas aumente en Chile?

    Esperamos que va a seguir con el mismo caudal, pero en la medida que no se haga nada van a ingresar sin problemas, porque al final se va a retener pero no habrá sanciones. Cuando se identifica y controla, el que fabrica se pone de inmediato a ver cómo produce otra sustancia que produzca los mismos efectos pero con una composición química diferente.

    ¿Chile es consumidor o fabricante? Lo pregunto porque para producirlas sólo se requieren químicos y no una materia prima natural.

    No hemos encontrado ningún laboratorio de producción. Las drogas sintéticas tienen un origen que no existe en la naturaleza, es un conjunto de reacciones químicas que llevan a producir la sustancia buscada. Es factible que teniendo los químicos, los conocimientos o la receta se pueda hacer la droga (...) Por los contactos que tenemos con la policía europea, especialmente con la holandesa, es gente que va aprendiendo, lee en Internet, se consigue las sustancias y empieza a probar.

    ¿Internet en ese aspecto es un enemigo para ustedes?

    Lo que se busque se puede encontrar en Internet. Puede ser cierto o falsa la información que se entregue, pero también hay que tener en cuenta los riesgos que conlleva trabajar con químicos y sus reacciones. Sin un conocimiento básico de química se puede generar una explosión, intoxicarse, morirse con los vapores… no es llegar y juntar sustancias químicas.

    ¿Las drogas químicas se mantienen restringidas a las fiestas electrónicas y a los sectores de altos ingresos, o se han ido masificando?

    Por el momento no es tan fuerte su penetración principalmente por el costo. Se parte de $10.000 a $15.000, a diferencia de otras como la cocaína base, que es más barata. Esto es algo que todavía mantiene a raya la masificación.

    Hace un tiempo en Estados Unidos se habló mucho de la Cocodrilo, una droga que hacía al consumidor parecer un zombie. ¿Por qué alguien se atrevería a consumir algo tan autodestructivo?

    Cocodrile

    En Chile no se ha encontrado. Yo creo que lo que la gente busca al final es un efecto, independiente de lo que provoque después o los daños que genere. Si se compara la heroína con el Cocodrile, lo que se está buscando es ese símil, pero el valor de la heroína es mucho mayor, por lo que buscando ese efecto es que la gente ha llegado a la automutilación con el Cocodrile.

    ¿Y no ha entrado a Chile porque se ha mantenido a raya o porque no hay interesados en llegar a esos efectos extremos?

    Cocodrile

    Yo creo que va por ese lado. El hecho de que la heroína tenga una intromisión muy baja en Chile puede llevar a que el Cocodrile no tenga mercado. Siempre estamos monitoreando todas las drogas nuevas que van saliendo, por lo que apenas aparece algo nuevo en una incautación comenzamos a estudiar y ver cómo podría ingresar o en qué medio se podría mover, sobre todo la anfetamina, que poco a poco sigue avanzando desde Norteamérica a Centroamérica y a Sudamérica. Son cosas de las que hay que estar pendiente.

    ¿No le tiene miedo la gente a este tipo de productos?

    Es que la gente que consume drogas no se va a conformar, siempre va a buscar nuevas sensaciones.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24