• Falta de cajeros automáticos: un nuevo problema veraniego

    Sumado a los tacos y a la imposibilidad de encontrar estacionamiento, los veraneantes del Litoral Central ahora se encuentran con la dificultad de que los dispensadores de dinero no dan abasto en algunas zonas.

    Durante las vacaciones se busca el anhelado descanso, pero este podría verse empañado por no contar con el suficiente dinero en efectivo para desenvolverse de mejor forma en el lugar escogido como destino. En el Litoral Central existen zonas donde se cuenta con una cantidad muy reducida de cajeros automáticos, agudizándose el problema con la masiva llegada de turistas.

    Sin dinero

    Miguel Farías (58) veranea sagradamente hace más de veinte años en el balneario Guaylandia, a sólo dos kilómetros de la comuna de El Tabo. En los últimos años ha evidenciado que el único cajero automático de la zona no da abasto con la demanda de más de 100 mil veraneantes que llegan anualmente a la comuna de El Tabo, la cual comprende los balnearios de El Tabito, Las Cruces y Playa Larga, entre otros.

    Hace cuatro años existía otro de estos dispensadores en la salida del antiguo supermercado La Lica, actualmente Unimarc.

    "La verdad es que ahora es casi imposible sacar dinero del cajero los fines de semana. Sólo está la opción de ir bien temprano por la mañana para no encontrarse con las enormes filas que llegan a cubrir hasta una cuadra", señaló Farías.

    Por tal razón, el aludido sólo ha tenido la opción de usar cheques o comprar usando tarjeta en los aún pocos establecimientos que utilizan este tipo de sistema, limitando sus opciones.

    Problema turístico

    Preocupado se siente el alcalde El Tabo, Emilio Jorquera, frente a este problema: "Nos hace pésimo no poder contar con más cajeros para poder proveer de un mejor servicio para nuestros visitantes".

    La autoridad señaló que a partir de diciembre pasado el municipio ha estado realizando gestiones con autoridades bancarias para poder tener algún tipo de solución. "No puede ser que tengamos un solo cajero para una comuna con una gran cantidad de turistas. Se presentan grandes filas desde muy temprano y se acaba el efectivo frente a tanta demanda". El edil señaló que también ha tenido conversaciones con subsecretarios y con la Gobernación Regional para que se pueda llegar a algún tipo de solución en conjunto con los bancos.

    "Muchos de los que llegan a El Tabo son jóvenes universitarios que a veces requieren de que alguien externo les deposite, por lo que se les dificulta la estancia el no poder encontrar cajeros automáticos a disposición", señaló la autoridad.

    En el mismo sentido, la alcaldesa de El Quisco, Natalia Carrasco, señaló que, si bien cuentan con seis cajeros en la zona, -ubicados en supermercados, farmacias, un Banco Estado y una subcomisaría-, se hacen insuficientes ante el aumento de población en la temporada estival.

    "Este sistema ha colapsado a nivel nacional y nuestra comuna no ha quedado fuera de eso. Sobre todo durante los fines de semana donde aumenta la demanda", señaló la alcaldesa.

    Carrasco señaló que se vuelve complicado el problema tomando en cuenta que muchas personas que veranean son de la tercera edad, los cuales no debieran exponerse a hacer filas tan largas. "Algunos cajeros automáticos están casi todo el tiempo sin dinero y también hay otros que no tienen mayor inconveniente, pero se ha visto que generalmente escasea el dinero", relató Carrasco.

    Vueltos y cajas vecinas

    A raíz del conflicto nacional por el aumento de los robos a cajeros automáticos y su consiguiente falta de efectivo, algunos supermercados entregaron como opción dar vuelto en dinero al hacer una compra con tarjeta.

    Según el alcalde de El Tabo, esto ha sido de gran ayuda, pero no es una solución a largo plazo. Por su parte la alcaldesa de El Quisco reconoció la ayuda porque antiguamente las personas tenían que viajar a San Antonio para poder tener efectivo.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24