• El Acuerdo Transpacífico producirá baja de precios

    El histórico pacto, negociado desde hace cinco años, incluye a doce países, entre ellos Chile. El Congreso debe ratificarlo para su firma.

    Desde hace cinco años Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Singapur, Malasia, Brunei, Vietnam, Chile, México y Perú negociaban el Acuerdo Trans Pacífico de Libre Comercio (TPP), para incentivar la actividad económica mundial. El acuerdo llegó recién ayer, cuando los ministros y representantes de cada país realizaron el histórico anuncio, que ahora deberá ser ratificado por los Congresos de cada país para su posterior firma.

    El canciller Heraldo Muñoz, destacó el pacto y aseguró que esto permitirá "consolidar nuestra relación con la región Asia-Pacífico y definir los acuerdos comerciales del siglo XXI".

    Uno de los puntos más conflictivos fue la duración del periodo de exclusividad que tendrán las compañías farmacéuticas para usar los datos clínicos detrás de la aprobación de nuevos medicamentos biológicos. EE.UU. tiene 12 años, pero Australia y Chile no aceptaban más de cinco, opción que primó y finalmente destrabó el acuerdo.

    Beneficios laborales

    El economista de la U. Andrés Bello, Víctor Valenzuela, explicó que pese a que Chile tiene Tratados de Libre Comercio (TLC) con los once países restantes del acuerdo, este plan estandariza a aquellos que no son de última generación, como los dos últimos con Canadá y EE.UU.

    Entre los beneficios que traería para los chilenos este pacto, además de las facilidades de exportación para la pequeña, mediana y gran empresa, Valenzuela destaca las cláusulas laborales y ambientales que ahora las compañías locales deberán cumplir, de estándares de países desarrollados, para poder exportar.

    "O sea, si hoy una empresa le paga las cotizaciones por el mínimo a sus trabajadores, tendrá que regularizarlo para venderlos afuera", comentó.

    Valenzuela agregó a hoyxhoy que ante el libre comercio y la baja de impuestos en exportaciones e importaciones, lo que sucederá es que bajarán los precios de diferentes productos. ¿Cuáles? De Australia sería la leche y productos lácteos y de EE.UU. la tecnología y medicamentos, entre otros. "Eso hará que el precio local también baje, porque sino no puede competir", auguró el académico.

  • Voluntariado por catástrofes sigue en alza

    Estudio arrojó que cantidad de desgracias no ha afectado el interés por ayudar.

    Los incendios, aluviones, terremotos y tsunamis que se han sucedido desde el 2014 no han mellado el interés por colaborar activamente en las desgracias, según la última Encuesta Nacional de Voluntariado, elaborada por la Fundación Trascender y GfK Adimark.

    Según el sondeo, el 79% de las personas considera que el chileno es más solidarioscuando se produce una catástrofe, cifra que se ha mantenido estable desde el 2009. Asimismo, este año el 11% declaró haber realizado una actividad de voluntariado, seis puntos por encima del año pasado.

    "Creo que siempre el ver personas sufriendo conmueve, y espero que no nos deje de conmover. En la última catástrofe (el terremoto de Coquimbo) hubo una reacción a tiempo y pudimos ver voluntarios de las mismas localidades afectadas, incluso, poniéndose la camiseta por otros. Espero que los chilenos no nos acostumbremos ni conformemos nunca a ver gente sufriendo pues, si es así nos hemos deshumanizado", comentó la directora ejecutiva de la fundación, Consuelo Alvear.

    "Pero el llamado a que se realicen distintas expresiones solidarias, como el voluntariado, debe ser permanente", agregó la directora social del Hogar de Cristo, Verónica Monroy.

    Este tema será discutido esta mañana en un panel que se realizará en el auditorio Price WaterHouse, ubicado en Diagonal Paraguay 205, en Santiago, a las 10.00 horas.

  • Policías paliaron mayor problema causado por el paro de gendarmes

    Carabineros colaboraron en el ingreso de imputados a las audiencias en el Centro de Justicia. Los vigilantes exigen que se les incluya en la agenda antidelincuencia.

    Ayer se inició un paro de gendarmes en la ex Penitenciaría de Santiago, que amenaza con convertirse en nacional e indefinido si el Gobierno no accede a revisar el mecanismo de ascensos, la ley de planta y participar en la discusión de la agenda antidelincuencia.

    La movilización no generó inconvenientes en los ingresos al penal, en desencierros, visitas ni recepción de encomiendas. No obstante, sí produjo inconvenientes y retrasos en los ingresos de imputados a las audiencias en el Centro de Justicia. Esto fue enfrentado por Carabineros, que dispuso personal para ello.

    El presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes, Joe González, dijo que quieren intervenir en la agenda antidelictual, pues temen que un aumento de penas complique aún más el ya colapsado sistema carcelario del país.

    El director de Gendarmería, Tulio Arce, aclaró que los ascensos están en su etapa final de trámites, y que para la ley de la plantas y la agenda están abiertos a dialogar.

  • Armada denunció drogas y alcohol por los Mil Tambores

    "Aquí lo que hubo en la playa fue consumo de alcohol y drogas, y eso no es cultura", fueron las palabras del gobernador marítimo capitán de Navío, Rodrigo Vattuone, responsable de la costa de Valparaíso. Esto, a un día de finalizado el Carnaval de los Mil Tambores. El representante de la Armada agregó que había prohibido instalar carpas, pero lo desobedecieron.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24