Lunes, 22 de Junio de 2020
  • El "pedal acelerador" que matemáticos piden que sea considerado en la lucha contra la pandemia

    Héctor Pastén, académico de la UC, explica la importancia del indicador Re, que permite medir cómo avanza el virus.

    Jorge Reyes Patuelli

    La cifra total de contagiados por Covid-19 se acerca cada vez más a las 300 mil personas en el país y desde distintos ámbitos han recomendado a las autoridades diferentes opciones para poder enfrentarla. Ahora, desde las matemáticas piden que se tome en cuenta un indicador que mide la velocidad que avanza la epidemia.

    Este es el caso de los investigadores Héctor Pastén (UC) y Jorge Castillo (Z Data Lab), quienes instan a que el Gobierno considere mayormente estas cifras para tomar decisiones.

    Pero, ¿de qué indicador se habla? Se trata del Re, no la nota musical, sino que del "número de reproducción efectivo" utilizado en los informes de epidemiología, el cual permite analizar la evolución de una pandemia.

    "El número de reproducción efectivo o Re, significa en promedio a cuántas personas está contagiando alguien que está enfermo", explica el doctor en Matemáticas, Héctor Pastén, quien además se ha desempeñado como profesor en la Universidad de Harvard.

    "Una manera de pensarlo es que el Re es el pedal acelerador de la epidemia. Cuando uno mira los indicadores que te dan a conocer, te dicen los contagiados en los días, pero no te dice qué te va a pasar en el futuro", plantea.

    El especialista explica que hay tres situaciones para entender este fenómeno en palabras simples: la buena, la mala y la fea.

    El "bueno" es cuando el promedio es menor que 1, lo que significa que los enfermos van dejando cada vez menos contagiados. "Por ejemplo, si el Re es de 0,5 significa que cada cierto número de días los casos activos se reducirían a la mitad. Continuando así por un tiempo la epidemia se controlaría", dice. El caso "malo" es cuando el Re es mayor a 1, o sea los contagiados van dejando más y más enfermos. "Si el Re es 2 sería terrible, porque significa que cuando alguien sana hay 2 enfermos nuevos tomando su lugar", sostiene.

    El caso "feo" es cuando el Re es igual a 1, lo que significaría que en promedio cada enfermo contagia solo a una persona más. "Entonces, cuando se sana queda otro tomando su lugar en el conteo de activos, y la epidemia se estanca", agrega.

    Pastén explica que el indicador según los datos recogidos del Re a nivel nacional está cerca del 1 y el 1,1, pero explica que es el momento ideal para controlar los casos y tomar las medidas necesarias.

    El matemático detalla que en abril se estaba en el mismo promedio, pero se relajaron las medidas con los anuncios de "nueva normalidad" provocando un nuevo rebrote en mayo.

    "Si de verdad queremos controlar los casos hay que hacerlo ahora porque ahora el indicador está cerca del 1. Es como la oportunidad que tuvimos en abril y no se aprovechó", agregó.

    El experto de 31 años piensa que se deben tomar cuarentenas más fuertes y sostiene que la idea de la hibernación de Santiago no es más que un confinamiento bien hecho. "En Chile no tenemos cuarentena, tenemos restricción a la gente que no logra justificar de alguna manera la salida. ¿Cómo explicar los tacos en las calles?", dice.

    "En Europa ven el indicador Re, no la cantidad de contagios por cada cien mil habitantes, que en realidad no te entrega nada de información útil. Si ves eso lo único que mide es la capacidad de testeo y cuánta gente vive en el país. No quiere decir que la epidemia vaya más lento o más rápido", advirtió.

    más confinamiento Héctor Pastén cree que las cuarentenas deben ser todavía más estrictas.

    actualmente Chile tiene un Re de 1,1 aprox, lo que es considerado como "malo" por el experto.

  • Pediatras están sorprendidos ante nulos casos de influenza

    Médicos se lo atribuyen a que los jardines, salas cunas y colegios están cerrados.

    Ayer comenzó el invierno, una fecha en que la propagación de virus respiratorios se concentra en los menores de edad, pero hoy la situación es distinta. El principal protagonista es el Covid-19 y diferentes especialistas broncopulmonares explican que las atenciones por influenza y virus sincicial han sido prácticamente nulas.

    "Ahora con el Covid todos estos virus han demostrado una ausencia total de su presencia", dijo el doctor Pablo Brockmann, broncopulmonar de la Red Salud UC Christus. La principal razón de esto, según el especialista, es que los niños no están yendo al colegio, a la sala cuna o al jardín infantil, lo que "ha significado que realmente las infecciones disminuyan a casi cero". Por eso llama a que no se retomen las clases aún.

    El doctor Gustavo Ríos, director del departamento de Pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso y experto en cuidados intensivos infantiles, concuerda con Brockmann y sostiene que una de las razones es la alta cobertura de la vacuna contra la influenza este año.

    "En pediatría no hay pacientes hospitalizados por virus como el sincicial o influenza. Es impresionante", comentó.

    Ante una posible coinfección de un menor por Covid-19 e influenza o sincicial, el doctor Brockmann confiesa que no sabe qué va a pasar. "Da bastante susto. En el fondo son especulaciones porque en otros países estaban en verano o primavera. Es bastante peligrosa la especulación. Pero afortunadamente no ha sucedido hasta el momento", añadió.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16