Martes, 05 de Noviembre de 2019
  • Dos carabineras fueron quemadas por ataque con bombas molotov tras protesta en Plaza Italia

    Las funcionarias de Fuerzas Especiales resultaron con lesiones graves en sus rostros. El ministro Blumel condenó el "cobarde ataque".

    Diego Gotelli C.

    Dos funcionarias de Carabineros resultaron ayer con quemaduras graves en sus rostros tras recibir el impacto de dos bombas molotov durante los incidentes al final de la masiva manifestación realizada en Plaza Italia.

    Al término de la convocatoria comenzaron a producirse incidentes, durante los cuales fue saqueado nuevamente el hotel Principado de Asturias -que había sido afectado por un hecho similar la semana pasada- y fueron atacadas las funcionarias.

    Las policías se encontraban en Vicuña Mackenna con Alameda cuando, hacia las 19.15, les cayeron las bombas molotov, lo que fue registrado en un video, en el cual se puede apreciar cómo los otros policías las ayudan para apagar el fuego sobre sus cuerpos.

    Ambas funcionarias fueron trasladadas ayer al hospital institucional. Carabineros informó que se encontraban fuera de riesgo vital.

    Las afectadas fueron identificadas como una cabo segunda de la 28 comisaría de Fuerzas Especiales, quien resultó con una quemadura facial grave y una carabinera de la misma unidad policial, quien presentó una quemadura facial grave.

    Hasta el hospital de Carabineros llegaron anoche el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y el general director de Carabineros Mario Rozas.

    El ministro Blumel condenó el "cobarde ataque" contra las funcionarias e hizo un llamado a repudiar la violencia. Asimismo, adelantó que se harán parte en todas las acciones legales para encontrar a los responsables del hecho.

    Desde Plaza Italia los disturbios comenzaron a moverse hacia La Moneda y la zona oriente de la capital: a las 20.30 de ayer la UOCT informó de fogatas en las intersecciones de Providencia con Bucarest y Holanda.

    Hacia la misma hora, un grupo de manifestantes logró acceder a la Casa Central de la Universidad Católica, desde donde sacaron mobiliario para intentar hacer una fogata. Fueron disuadidos por efectivos de Carabineros.

    Intendente

    La protesta había sido convocada ayer en el marco del llamado "superlunes". Los manifestantes comenzaron a llegar temprano y fueron dispersados por la policía.

    "Vamos a autorizar todas aquellas manifestaciones que se hagan de manera pacífica y ordenada. Ningún inconveniente con autorizar marchas, en la medida que las cosas se hagan en paz y con muchas energía democrática, pero sin disturbios, saqueos ni delincuencia", dijo más temprano a radio Cooperativa el intendente Felipe Guevara.

    Protesta de taxistas

    La jornada de manifestaciones comenzó a las 7.00 horas, cuando decenas de taxistas se reunieron en avenida Presidente Riesco con Manquehue; en el Mall Plaza Norte; y en el paradero 21 de Vicuña Mackenna, para avanzar en caravana hacia calle Beaucheff y luego dirigirse a La Moneda, donde entregaron una carta al Presidente Sebastián Piñera exigiendo la renuncia de la ministra de Transportes, Gloria Hutt. Según los conductores, la titular habría demorado la tramitación del proyecto que busca regular las aplicaciones tipo Uber y Cabify.

    La protesta de los techos amarillos se sumó así a los paros nacionales convocados por la Agrupación de Empleados Fiscales y la Confederación de la Salud Municipal en un denominado "Super Lunes" de protestas, jornada que coincidió con el retorno a clases de la mayoría de colegios y universidades.

    dos horas duró la convocatoria en Plaza Italia, que terminó en medio de incidentes.

    esta mañana el municipio de Providencia estudiará si se requiere sacar la estatua principal de Plaza Baquedano por las protestas.

  • Grupo de Apoderados criticó cierre de clases en I. Nacional

    Padres del I. Nacional y del INBA dicen que no se les consultó. Los alumnos protestaron.

    Como una decisión "arbitraria y discriminatoria" calificó el centro de padres A-0 del Instituto Nacional una medida anunciada el domingo por el municipio de Santiago, que contempla el cierre anticipado del año escolar para los alumnos de aquel liceo emblemático, al igual que para quienes estudian en el Internado Nacional Barros Arana.

    El fin de las clases se atribuyó, de acuerdo al municipio, a la falta de condiciones de seguridad en ambos establecimientos, y a solicitudes de las comunidades educativas, especialmente de padres que lo habrían pedido. Sin embargo, uno de los tres centro de apoderados del recinto lo negó, acusando que no se mencionó al Consejo Escolar.

    "Lamentamos que hoy se invoquen razones de seguridad de los estudiantes para tomar esta medida, cuando por meses hemos estados solicitando un protocolo para enfrentar emergencias y crisis", dijeron en un comunicado.

    Desde el centro de apoderados INBA también acusaron que la medida no fue solicitada por ellos y criticaron la falta de información sobre cómo se realizará el proceso.

    Por la tarde alumnos de ambos establecimientos realizaron una marcha frente al municipio de Santiago. "Esta medida es deshacerse de un problema y su asidero tiene que ver con los hechos de violencia. Pero ¿cómo se resuelven estos hechos? Entregando condiciones dignas, financiando el déficit en infraestructura. Es importante atender estas preocupaciones", dijo el presidente del centro de alumnos del Instituto Nacional, Rodrigo Pérez, quien criticó que no se les consultara por la medida.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16