Jueves, 12 de Marzo de 2020
publicidad
  • Aprovechando la palometa

    por álvaro peralta / @dontinto

    Es súper fácil hablar para la galería y mandar a la gente a comer pescados y mariscos. Peor aún resulta escuchar a algunos decir que la gallada es floja o -clasismo mediante- que "no sabe comer", lo cual explicaría que comamos básicamente carne en vez de productos del mar. Pero la verdad es que no es tan así la cosa. Es cierto, a pesar de la pesca de arrastre y otras atrocidades, el mar chileno sigue siendo una gran y única despensa de productos alimenticios que incluso nos dan fama internacional. Sin embargo, comprar pescados y mariscos resulta caro. En muchos casos incluso más que la carne. Por otra parte, arrastramos una histórica forma de vivir de espaldas al mar (salvo las zonas costeras, obviamente), por lo que sus productos nunca han sido parte fundamental de nuestra dieta, claro está, con excepción de nuestros pueblos originarios asentados en las costas que comían como los dioses a punta de pescados y -sobre todo- mariscos. Y como guinda de la torta y al mismo tiempo consecuencia de todo lo anterior, la oferta de los productos del mar en Santiago (y los valles en general) es pobre y cara. Hay pocos mercados con productos frescos, solo algunos supermercados cuentan con pescaderías -con precios de primer mundo- y en los barrios las pescaderías prácticamente no existen. Así las cosas, nos quedan las ferias libres en las que hay merluza, reineta, salmón, choritos, almejas y poco más.

    Pero como no todo es malo en esta vida, la buena noticia es que por estos meses cálidos en Santiago es muy común encontrarse con la palometa, un pescado de carne firme y tonos levemente rosados, con un sabor fresco que a ratos recuerda a la corvina. Pero claro, la palometa cuesta la mitad, así que automáticamente se convierte en una gran opción para cocinar. Funciona bien a la parrilla porque algo de grasita tiene y también al horno, pero cruda se luce mucho más, así que acá va una simple y picantita receta de ceviche de palometa.

    "La palometa funciona bien a la parrilla porque algo de grasita tiene y también al horno, pero cruda se luce más.

  • kuchen de manzana con queso

    por pastelería lavanda

    Para la masa

    -180 gr harina sin polvos

    -100 gr azúcar flor

    -100 gr mantequilla a temperatura ambiente

    -1 cdta. esencia de vainilla

    -ralladura de 1 limón

    -1 pizca de sal

    En un bowl poner todos los ingredientes y mezclar con las manos. Refrigerarla por media hora. Poner un poco de harina sobre el molde y estirar la masa delgada sobre éste. Hornear por 20 minutos a 180°C.

    Relleno de queso y naranja

    -1 queso crema (200 gr)

    -jugo de 2 naranjas

    -100 gr de azúcar flor

    -1 cdta. esencia de vainilla

    En un bowl, poner todos los ingredientes y batirlos hasta que la mezcla quede cremosa y homogénea.

    Relleno de manzanas

    -8 manzanas a gusto

    -2 cdas. miel

    -2 cdas. mantequilla

    -2 cdas. ron

    -2 cdas. azúcar morena

    -1 cdta. canela en polvo

    Pelar y cortar las manzanas en lonjas delgadas. En un sartén a fuego medio, tirar la mantequilla, azúcar, miel y derretir. Agregar las manzanas, canela y ron. Cocinar unos 20 minutos. Dejar enfriar.

    Crumble

    -ralladura de 1 naranja

    -100 gr de harina

    -50 gr de azúcar morena

    -50 gr mantequilla a temperatura ambiente

    -1 cdta. de canela

    En un bowl poner todos los ingredientes y mezclar con las manos hasta formar una ¨arenilla¨.

    Armado

    Sobre la masa precocida agregar la crema de queso y naranja. Luego, agregar las manzanas con cuidado, incluyendo el jugo de la preparación.

    Ir poniendo el crumble sobre las manzanas cubriendo todo el kuchen. Hornear por 30 minutos a 180°C. Dejar enfriar unas 8 horas por lo menos.

  • Estas delicias dulces se hacen con frutas de la temporada entrante

    Manzanas, naranjas, peras y plátanos aportan muchas vitaminas y antioxidantes.

    Natividad Espinoza R.

    Queda poco más de una semana para el comienzo del otoño, por lo que es un buen momento para pensar en qué delicias se podrán preparar con las frutas que llegarán en otoño e invierno.

    Ale Riveros de @manitosquecomen explicó a hoyxhoy que una de las ventajas de optar por frutas de temporada es que son "productos menos procesados y que, al tener que realizar viajes más cortos para llegar a destino no requieren tratamientos para extender su vida útil".

    Asimismo, la chef pastelera Beatriz Haugaard, creadora de Pastelería Lavanda, destacó que "las frutas de temporada tienen su razón de ser, y eso es porque en cada época del año las frutas correspondientes aportan los nutrientes necesarios para esos momentos; además de ayudar al medio ambiente".

    Entre las frutas más características de los meses que se aproximan están las manzanas, naranjas, plátanos, peras, kiwis, limones, membrillos y mandarinas. De acuerdo a Riveros, éstas "tienen un alto valor nutricional y son ricas en antioxidantes y vitaminas, lo que es ideal para la época porque el cuerpo tiende a bajar sus defensas".

  • muffins rápidos de plátano

    por @manitosquecomen

    Ingredientes

    -1 1/2 taza harina con polvos

    -1/4 taza azúcar de coco o rubia

    -1/2 cdta. sal

    -1 plátano bien maduro

    -1/4 taza aceite de oliva

    -1 huevo

    -1/3 o 1/2 taza leche (según se especifica en la receta)

    -1 cdta. esencia de vainilla

    Preparación

    Precalentar el horno a 180°C y engrasar 12 moldes de muffins. En un bowl mezclar los ingredientes secos y reservar. Luego, en una taza medidora medir el aceite, agregar el huevo y llegar hasta la marca de una taza con la leche. Agregar la esencia y mezclar bien con un tenedor. Verter la mezcla húmeda sobre la seca y añadir el plátano molido. Revolver hasta que no se pueda ver la harina, pero que queden grumos del plátano. Dividir la mezcla en los moldes y llevar al horno por 15-20 minutos o hasta que al insertar un cuchillo, éste salga seco.

  • Ceviche de palometa


    Ingredientes (Para 4 a 6 personas)

    -1 palometa (3 kilos aprox.) limpia y fileteada

    -½ cebolla morada

    -1 cda. de jengibre pelado y picado muy pequeño

    -2 ajíes verdes sin semillas ni nervaduras picados finamente

    -3 limones sutil

    -¼ atado de cilantro, sal

    Cortar la palometa en cubos de más o menos dos por dos centímetros para luego disponerlos en un bowl. A continuación, picar en pluma la media cebolla y agregársela al pescado. Hacer lo mismo con el jengibre, los ajíes y el cilantro picado bien fino. Agregar un poco de sal y el jugo de los limones. Revolver bien y dejar reposar por unos cinco minutos. En ese momento servir y que cada comensal corrija de sal y limón si lo considera necesario.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24