Jueves, 06 de Diciembre de 2018
publicidad
  • Una mujer pasa encerrada con candado y pide ayuda por hoyo

    Vecinos que la atienden la mantienen así para evitar que se fugue. El Senama solicitó a la Seremi de Salud que ordene su internación para compensarla y enviarla a un hogar.

    Leo Riquelme

    La vida de Luisa Palma Zenteno inició una espiral descendente el 23 agosto, cuando murió su esposo y quedó sola en la casa que compartían en calle San Juan Valdés, en Pudahuel.

    Con 63 años se sumió en un abandono que la llevó a no alimentarse, dejar de tomarse sus medicamentos para la esquizofrenia y encerrarse en el hogar, ya que además tiene dificultades para caminar.

    Aunque ella decía que sí, oficialmente la pareja nunca tuvo hijos y nadie de sus familiares quiere hacerse cargo de su situación, según denunciaron los vecinos al matinal Muy Buenos Días, de TVN.

    La manera en que se comunica con los residentes del barrio es a través de un hoyo del portón. Entre llantos les ruega a los transeúntes por comida y que la ayuden. Su puerta suele estar con candado, pues así evitan que se escape, como ha pasado.

    "A veces me arranco porque me aburro aquí sola desde que se murió mi marido y lo echo de menos", reconoció a ese medio la mujer, quien aparenta mucha más edad de la que tiene.

    "Yo la ayudo, pero ella queda en la noche sola, porque no puedo estar acá 24/7, porque tengo que darle prioridad a mi hijo. Ella está con mucha ansiedad, come todo el día", contó la vecina Alicia Fuentes, quien asegura que conoce a la señora hace 22 años y en algunas ocasiones incluso acompañaba a su esposo al médico. A él le prometió que la cuidaría.

    La casa tiene una cocinilla, un par de televisores viejos y se caracteriza por la ausencia de muebles. También viven ahí varios gatos.

    Un trabajador de un mall de Maipú le arrienda una casa interior y contó que en algunas ocasiones ha debido recogerla por sus caídas. Cuando puede, también le prepara comida, pero él trabaja de noche y no puede atenderla.

    El caso llevó al Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) a enviar a una asistente social para que revisara las condiciones en que vive la afectada.

    Desde ese organismo informaron a hoyxhoy que, efectivamente, la mujer padece una esquizofrenia que se trata en el Centro de Salud Familiar (Cesfam) Raúl Silva Henríquez de Pudahuel. Lamentablemente, dejó de tomarse sus medicamentos.

    Ante su condición, la profesional solicitó a la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud que ordene su internación provisoria, a fin de poder compensarla de su enfermedad.

    Una vez que eso ocurra, la asistente pidió que sea priorizada para ser llevada a un centro de larga estadía. Aseguran que será llevada ahí una vez que se abra un cupo.

    el 23 de agosto falleció el esposo de la mujer. A una vecina le hizo prometer que cuidaría a su esposa.

    la mujer de 63 años padece esquizofrenia y ha dejado de tomar sus medicamentos, según informó el Senama.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24