Viernes, 10 de Mayo de 2019
  • Expertos arremeten contra veto al celular para evitar bullying en liceo

    Tribunal de Calama prohibió los dispositivos tecnológicos en las aulas de un colegio por rencillas entre alumnas, pero psicopedagogo afirma que es la peor solución al problema.

    Diego Gotelli C.

    Una mañana convulsionada vivió ayer el Liceo Jorge Alessandri de Calama, ya que cuando llegaron sus alumnos a clases se enteraron que desde el próximo lunes su jornada escolar tendrá un cambio radical: durante todo el día no podrán tener acceso a celulares o algún aparato tecnológico.

    La medida generó la molestia de alumnos y también de apoderados, quienes criticaron a la administración que ahora no podrán comunicarse con sus hijos ante emergencias. Pero la rectoría poco puede hacer, porque el veto se basa en un dictamen del Tribunal de Familia local para evitar casos de bullying.

    El fallo hace frente a un episodio de cyberbullying que terminó con una pelea entre dos alumnas el mes pasado en el patio del establecimiento, quienes tenían una rencilla por redes sociales. Tras llegar a tribunales, la corte ordenó aplicar un artículo del manual de convivencia del liceo que prohibe el "uso de teléfonos móviles, mp3, mp4, u otros elementos electrónicos".

    "Aquí hay elementos de acoso escolar, de cyberbullying, incluso se podría hablar de grooming, en donde los alumnos al discutir usan fotografías muy atentatorias contra su dignidad y desencadenó en una tremenda pelea", explicó el juez de la causa, Jorge Saavedra.

    La prohibición comenzará a regir el 13 de mayo y aplicará desde octavo básico a cuarto medio por todo el 2019. Para cumplirlo, el recinto habilitará una custodia donde los estudiantes podrán guardar los aparatos para ser retirados al final de la jornada.

    "Nosotros acatamos y no tenemos una mayor injerencia. Sin embargo, si alguien se opone a la medida tenemos el deber de informarle al tribunal, que citará al apoderado del alumno", señaló el director del liceo, Juan Barraza.

    Expertos con dudas

    Para quienes estudian casos de cyberbullying, la medida, lejos de mejorar la situación, puede incluso empeorarla. Así lo afirmó Xavier Oriol, académico del Núcleo de Investigación en Educación de la Universidad Andrés Bello , quien aseguró que la pura prohibición "no soluciona el problema de fondo".

    Para el psicopedagogo, las características propias de este tipo de bullying, que consiste de un ataque virtual que puede cometerse tanto dentro como fuera del colegio, hacen que un veto de celulares durante ciertas horas del día sea "una forma reactiva de intentar tapar el conflicto, pero este sigue estando allí. Si no enfrentamos el problema no va a servir absolutamente de nada".

    Para ello aconsejó que estos casos se aborden como comunidad, con un encargado de convivencia escolar que dialogue con todos los implicados y explore en las emociones que experimentan en la problemática, "y a partir de ahí, mediante la empatía, ver cuál es la mejor forma de resolver el conflicto". Por ello, cree que lo peor es que los casos lleguen a la justicia en vez de ser tratados internamente. "Es muy preocupante que esta solución se masifique, porque no va a disminuir la prevalencia de los fenómenos del cyberbullying", señaló.

    En la misma línea, la sicóloga de la Universidad San Sebastián, Ximena Rojas, dijo a radio Cooperativa que esta medida solo sería efectiva si el colegio se hace cargo de las peleas al interior del recinto. "Si no está eso de la mano, es una medida disciplinaria que le resta comprensión y el sentido que tiene", enfatizó.

    el fallo del tribunal se basa en el manual de convivencia del colegio que incluye la prohibición.

    los expertos creen que para enfrentar el bullying es prioridad abordar el tema con la comunidad escolar y no solo con restricciones.

    *

  • Plan anti drogas partirá con encuesta a 120 mil alumnos

    En 77 preguntas los estudiantes deberán detallar su consumo y su estilo de vida.

    Desde cómo son sus salidas nocturnas hasta la edad de inicio de consumo de estupefacientes, serán parte de las respuestas que deberán dar 120 mil estudiantes de segundo medio que serán parte del plan "Elige Vivir sin Drogas", iniciativa que intervendrá 46 comunas del país para combatir las adicciones, principalmente entre adolescentes.

    El plan, impulsado por La Moneda, iniciará su implementación el 27 de mayo, cuando se realice una encuesta a los alumnos de 1.400 establecimientos educacionales ubicados en las comunas a intervenir. El formulario, que será anónimo y confidencial, consta de 77 preguntas que abordarán diversas temáticas que incluyen detalles del consumo de drogas de los estudiantes, pero también datos de su estilo de vida como el monitoreo parental, la integración barrial, proyectos de vida o si pertenece a alguna religión.

    "Para lograr revertir los altos índices de nuestro país en consumo de drogas, es necesario tener un diagnóstico certero y preciso", comentó el director de Senda, Carlos Charme, quien lideró ayer una capacitación a estudiantes y profesores sobre la encuesta.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24