Viernes, 20 de Mayo de 2016
  • El columnista de hoy

    El Proceso Constituyente que se ha iniciado en Chile nos ha entregado una gran oportunidad para que los más pobres, aquellos que viven día a día una vida de exclusión y de derechos vulnerados, puedan tener voz y compartir los sueños y anhelos de sociedad.

    La Constitución vigente dice que todos los chilenos y chilenas nacemos con igualdad de derechos y deberes. Pero en el Hogar de Cristo constatamos cada día que los más pobres no solamente no conocen sus derechos, sino que estos son cotidianamente vulnerados.

    El Padre Hurtado nos legó la delicada misión de estar junto a aquellos que nadie más está y es inspirador en su ejemplo que trabajamos con ahínco y entusiasmo con decenas de miles de acogidos a lo largo de todo Chile. Conocemos sus historias y a lo largo de todos estos años ya sabemos lo que en esencia quieren: un trato digno.

    Pero no basta con que los escuchemos nosotros. Hoy pueden tener la oportunidad de ser escuchados en un proceso amplio y transversal y por eso pedimos que los grupos más vulnerables de la sociedad sean incluidos en el Proceso Constituyente, que se escuche la voz de jóvenes que quieren una oportunidad de acceso a la educación o que han luchado contra el consumo problemático, adultos mayores, personas con discapacidad mental o física, personas en situación de calle, inmigrantes y muchos otros que hoy viven en la pobreza.

    Recientemente entregamos al Gobierno un documento con propuestas para facilitar esta inclusión. Algunas de ellas son la simplificación del lenguaje técnico; la participación de los facilitadores en encuentros locales a los que concurran personas con algún tipo de discapacidad o necesidad de apoyo y el trabajo con grupos más reducidos cuando participen los segmentos más excluidos. Son medidas concretas que permitirían contar con un proceso amplio, inclusivo y transversal. Y que además marcarían un gran paso para lograr que quienes son permanentemente excluidos, accedan a un espacio de participación y se integren a la sociedad, promoviendo de esta manera algo tan fundamental como el ejercicio de sus derechos.

    Hay quienes piensan que esta propuesta es una broma. En el Hogar de Cristo pensamos que es tremendamente serio. Cimentar una sociedad más digna, solidaria, con mayor libertad y justicia social es un trabajo de todos y esta es una enorme oportunidad para que quienes históricamente han estado al margen, hoy sean protagonistas. Hemos hecho en los últimos días un llamado ya no solamente a indignarse, sino también a involucrarse para hacerse parte de los verdaderos cambios que nuestro país necesita. A involucrarse y también a involucrar.

    "Hay quienes piensan que esta propuesta es una broma. Cimentar una sociedad más digna, solidaria y justicia social es un trabajo de todos

    Constitución

    sin exclusión

    Juan Cristóbal Romero

    director ejecutivo del hogar de cristo

  • Cartas al director

    Entiendo que las calles son de todos y hay que convivir con eso, pero no sé si me parece justo que la avenida donde vivo sea lucrada por un par de personas que cobran, gritan y colapsan la zona. Vivo entre Condell y Seminario, a pasos de Nueva Providencia. Allí se puede estacionar todo el día, sin embargo, un par de acomodadores literalmente se tomaron la calle, así que de lunes a viernes, desde las 7 am, empiezan su oficio con gritos, ocupando espacio que quienes viven ahí y no tienen la opción de dejar su auto. Recordemos, además, que es un sector de edificios antiguos que no tienen estacionamiento propio.

    El fin de semana, sin duda es lo peor, pues al lado de la Iglesia, cuando se celebran matrimonios, son capaces de llenar tanto la calle que ni un taxi puede pasar.

    El impacto e indignación que reviste el ensañamiento de la violencia de género perpetrada en contra de una joven en la Región de Aysén, convoca a movilizarnos como sociedad en torno tanto al rechazo más absoluto a todas las formas de violencia en contra de las mujeres. Hombre violentos que cometen las peores atrocidades en contra de sus parejas o ex parejas, por una razón de posesión no son necesariamente, como lo han dicho, "personas enfermas". Es relevante complejizar la mirada de la violencia de género como un problema social y estructural, en el que están implicados dispositivos que han naturalizado por siglos una relación desigual de poder entre hombres y mujeres, que se expresa en los planos más íntimos. Todos y todas podemos actuar para educar en la igualdad y respeto.

    Si quieres ser parte de esta sección envía tus cartas y fotos a ciudad@hoyxhoy.cl o postea en nuestras redes sociales: hoyxhoy.cl @hoyxhoycl

    "El ruido de los trenes pone chúcaros a algunos caballitos del carrusel de la Estación Central.

    mikel de unx @mikeldeunx

    La calle debe

    ser para todos

    Rafael Vargas

    No más violencia contra las mujeres

    Pamela Caro, académica UST.

    "

    Esta página la hacemos juntos

    #fototestigo

    "

  • El ciudadano de hoy

    Por Paulina Flores

    Maximiliano Baeza. Va en tercer año de Construcción Civil, es bombero desde los 19 años y trabaja en empaque los fines de semana. Su papá fue bombero en Arica y Valparaíso y hoy en la 21ª Compañía de Renca: "Mi tío, mi hermana chica y mi primo también son bomberos, así que yo desde chico que siempre fui a la bomba. Toda mi vida gira en torno a la bomba, familia, amigos, conocidos. Al ser bombero analizas de otra forma, aprendes a tener una mente fría y tranquila. También, ves los riesgos que nadie más ve. Buscas las matrices de los grifos o vas caminando y dices, esa red húmeda está mala, esa red seca está tapada".

    Lleva 4 años de guardián nocturno, o sea viviendo en la compañía: "A veces alcanzas a dormir 2 horas porque hubo un incendio y al otro día igual hay clases. Pero es la opción de vida que nosotros quisimos y hay que seguir".

    Después de titularse seguirá en la compañía y en Renca: "Somos la única compañía en la comuna, que tiene una superficie muy amplia, así que es una responsabilidad. Además, uno le tiene cariño a la gente, aunque a veces nos pegan y garabateen en la desesperación de la emergencia".

    En 2014 fue apoyo en el incendio de las 3.000 casa de Valparaíso: "Estábamos apagando en el Cerro Mariposa, cuando el fuego avanzó por abajo y nos quemó la alimentación de las tiras. Nos quedamos encerrados por el fuego y tuvimos que correr a través de él para salvarnos".

    Otra vez estuvo a punto de intoxicarse en el incendio de una fábrica textil. Asegura que la única forma de sobreponerse es el humor: "Tienes que aprender a reír".

    Envía historias y comentarios a: historiasciudadanas@hoyxhoy.cl

    "Uno le tiene cariño a la gente, aunque a veces nos garabateen en la desesperación de la emergencia.

    maximiliano baeza.

    Un bombero con mente fría y humor

    nombre: maximiliano baeza | edad: 25 años | ocupación: bombero

    "

    "

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24