Miércoles, 31 de Enero de 2018
  • El proyecto de Inmobiliaria Popular de Recoleta estará listo en marzo del 2019

    Primer condominio social del país pensado para el arrendamiento está ideado para que las personas y familias vulnerables no paguen de renta más del 25% de su ingreso total.

    María Paz Bustamante

    El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, presentó ayer el proyecto de Inmobilaria Popular, que consiste en un condominio diseñado para ser arrendado a personas en situaciones vulnerables de la comuna.

    La municipalidad actuará como agente inmobiliario para la construcción del primer condominio de este tipo en el país. En su primera etapa el proyecto considera un total de 38 departamentos, cada uno con tres dormitorios de aproximadamente 55 metros cuadrados, sala de estar, living, cocina, baño y una bodega.

    Se impuso un tope máximo de dos personas por habitación, por lo que sólo seis personas podrán habitar en cada departamento.

    La construcción de color blanco y amarilla estará ubicada en la calle Justicia Social, frente a la municipalidad.

    El alcalde dijo que no tolerarán el subarriendo. "Habrá una fiscalización tremendamente dura y responsable. Cada uno de estos edificios va a tener una administración municipal en terreno de jornada completa y que tendrán labores mucho más complejas que sólo administrar (...) cuando la gente tiene el apoyo del estado, responde", afirmó.

    El pago del arriendo no será más allá del 25% del ingreso total de los ocupantes, por lo que será diferenciado entre cada departamento.

    Los planos fueron diseñados de forma gratuita por el arquitecto Juan Sabbagh, quien señaló: "Esperamos que en esa superficie (55 m²) la gente pueda vivir dignamente, en términos de superficie no es distinta a lo que ofrece el mercado tradicional de ventas en el centro de Santiago, estamos dentro de los estándares que hoy día se le está entregando a cualquier persona que pueda pagar".

    El subdirector del Serviu, Néstor Marín, expresó su satisfacción por el proyecto, que se discutía desde el año pasado. Contó que puso a disposición de la iniciativa a entidades sin fines de lucro que estuviesen dispuestas a desarrollar esta iniciativa.

    El alcalde Jadue agregó que quería seguir avanzando en la construcción de viviendas colectivas con espacios comunes para personas que están de paso y vulnerables, y agregó la idea de edificar casas especiales para adultos mayores que se encuentren en abandono.

    Sobre los precios de arriendo relacionado con un déficit habitacional, la Cámara Chilena de la Construcción propuso "definir una política de largo plazo de provisión de suelo en zonas consolidadas, para así disminuir el precio de los terrenos en ellas, y mejorar y potenciar el actual subsidio de arriendo". A su juicio, eso evitaría que los municipios destinen sus "escasos recursos a resolver un problema del que se puede hacer cargo en buenas condiciones el trabajo público-privado".

    6 personas será el máximo de habitantes que podrá tener cada departamento.

    55 m² Tres dormitorios, sala de estar, living, cocina,comedor, bodega y un baño tendrán los departamentos.

  • Cumplió con todo

    Por Paulina Flores

    Patricia González. "A veces siento que nací casada. Mi marido es diez años mayor, antes no había problema con eso de la edad. El mal genio se apoderó de él, pero, en fin, seguimos juntos. Tengo tres hijos: uno casado, uno separado y uno soltero. Mi casa está en Pudahuel, la compramos cuando mi esposo trabajaba en la Universidad de Santiago, con un programa especial para trabajadores. Mis suegros nos ayudaron con los 500 mil pesos mínimos para postular. No la elegimos nosotros, nos tocó por sorteo. Quedamos en una avenida, es pequeñita pero llena de amor, porque ahí eduqué a mis hijos y vivimos a concho cada minuto de nuestra vida".

    A principios de enero pasó un gran susto: "Fui a la Caja Vecina a pagar mi dividendo y no salía al día. Le rogué a la cajera que viera por qué no aparecía. Después de mucho accedió, y me dijo: 'sus dividendos no aparecen en el sistema porque el mes pasado pagó el último. La casa es suya, tiene que ir a Bienes Raíces'. No lo podía creer. Lloré, pero era de alegría. Pensé en nuestra vida de familia. En todas esas veces que no pudimos pagar por las matrículas del colegio, o porque no había trabajo, después vino la universidad de los chicos, tantos motivos… muchas veces repactamos la deuda. Mis hijos se hicieron grandes, profesionales y nosotros seguíamos metidos con la casa. Nos demoramos 24 años en pagar. Siento que he cumplido con la vida. Todos nuestros esfuerzos han tenido frutos, ahora sólo me queda seguir cuidando mis plantas, cocinar para los abuelitos de la iglesia, escribir cuentos, sacar fotos y esperar a mi primer nieto que llega en mayo, si Dios quiere".

    Envía historias y comentarios a: historiasciudadanas@hoyxhoy.cl

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24