Miércoles, 31 de Enero de 2018
  • Retorno a Santiago: cómo adaptarse a la vuelta al trabajo

    Poca gente en la oficina, la llegada de caras nuevas y la opción de acercarse a los de cargos más altos terminan siendo una oportunidad más que un problema en esta época.

    Michael Seguel P.

    Si ya tuvieron la fortuna de tomar vacaciones en enero y ahora deben volver al trabajo y a la tediosa rutina, no es necesario angustiarse. Y además no están solos. Son muchos quienes tienen que regresar a la oficina o a sus labores en febrero, y existen opciones para hacerlo más llevadero.

    Desde ya, es mejor entender que uno de los inconvenientes que tendrá que superar es que el compañero con el que almorzaba o la colega con la que tomaba un recreo, puede que estén de vacaciones y no los vea todavía en algunas semanas.

    Pero hay otro aspecto, que se puede tomar como una carga adicional o como una oportunidad.

    "Estas fechas son ideales para que llegue gente nueva como reemplazo y sean guiados por los trabajadores con más experiencia, por lo que para muchos esto termina siendo un trabajo extra", dice Nélida González, psicóloga laboral de Grupo Expro.

    "Cuando no están los compañeros o la 'competencia' directa, es una oportunidad para que el trabajador destaque y desarrolle habilidades blandas y liderazgo en la oficina", dice Aron Conchester, director de Contratación Permanente de Adecco Chile.

    El consejo, dice, es aprovechar esas capacidades que puede tener dormidas por la rutina y destacar. Es decir, hablar en reuniones grupales y proponer ideas, lo que no suele hacer el resto del año.

    "Es una manera de posicionarse frente a las jefaturas; participar de otros procesos y funciones que generan un desarrollo del profesional", complementó Conchester a hoyxhoy.

    Los nuevos

    Como los "amigotes" de la oficina ya no están, o sólo quedan algunos de ellos, el consejo es acercarse a los "nuevos". Esos empleados que están por un período de tiempo determinado para reemplazar a su colega.

    "Una conversación en el primer día de las personas que llegan a reemplazar y que sea más allá de una simple presentación, hará que tenga mayor cercanía con la personas entrante", dice la psicóloga Nélida González.

    Los expertos plantean que aunque ellas no gocen de su confianza para contarles temas personales o "desahogarse" por problemas de oficina, sí son personas con las que puede conversar sobre lo bueno y lo malo de trabajar en la empresa.

    Llegada con los jefes

    Este período es también una oportunidad para mejorar su relación con la jefatura. No se trata de ser "patero", sino de mostrar mayor interés por el trabajo y, si hay oportunidad, proponer las ideas que tenga para mejorar su área en la empresa.

    En otras palabras, en estas semanas puede tener un acceso privilegiado a mandos con los que probablemente no tiene oportunidad de conversar durante el año.

    En cuanto a los jefes, deben adaptarse a trabajar tanto con empleados con más experiencia como con otros inexpertos, por lo que tienen que ser pacientes con los que están por un período acotado, cuidando no presionarlos a cada momento.

    "(El jefe) debe tener súper claro cuáles son las funciones de los empleados y, para temas operativos, es mejor una condición de trabajo abierta para todos", dice Conchester.

    Otro consejo que entregaron los expertos puede resultar contra intuitivo. Deje tranquilos a sus "amigotes", no les hable por redes sociales, menos por WhatsApp. Trate de echarlos de menos para reencontrarse con ellos a fines de febrero o marzo, cuando vuelvan de vacaciones. Pues aunque se crean los mejores amigos, hablar con alguien del trabajo siempre recordará a la oficina.

    "Sálganse de los grupos de WhatsApp", recomienda Nélida González, a quienes se vayan de veraneo en esta semana.

    fuera de las redes Salir de los grupos de Whatsapp de trabajo es ideal para desconectarse.

    nuevos amigos La llegada de los reemplazos de verano, muy típicos en esta época, es la opción de conocer a nuevas personas.

    lucirse El que haya menos gente en el trabajo ayuda a que te vean más los jefes.

  • Más parques para aprender y cuidar

    por katherine salosny/@kathysalosny

    Estoy de vacaciones y en un lugar privilegiado como Tunquén, cerca de Santiago y rodeada de árboles y mar. Es una suerte poder disfrutar de este paisaje.

    Una suerte porque a estas alturas todos sabemos que estar rodeada de árboles requiere de cuidados y del respeto de su medio para que vivan. Son años para que crezcan y podamos disfrutar de todos sus beneficios y belleza.

    Por eso mi llamado es a que no nos ocurra lo que vivimos dramáticamente el verano pasado, cuando los incendios arrasaron miles de hectáreas de bosque y pueblos enteros por negligencia humana. Fue un drama para nuestro país, sobre todo cuando sabemos que podemos evitarlo si tomamos todas las precauciones necesarias cuando salimos de paseo en nuestras vacaciones: desde no tirar una colilla prendida, hasta no prender fuego en lugares en que está prohibido.

    Las campañas de prevención de incendios sirven para que todos tomemos conciencia de ello y sobre todo para proteger nuestra flora y fauna nativa.

    Por eso, sugiero leer las recomendaciones que se encuentran en www.conaf.cl, para no tener que lamentar el drama de las pérdidas humanas y de lo que toma años en recuperar.

    Una labor encomiable la hacen las instituciones que se dedican a reforestar lo perdido con flora nativa. Una de ellas es www.cultiva.cl, que tiene como hashtag #reforestemoschilenativo. Puedes donar un árbol, hacerte socio(a) y participar en la plantación de árboles, entre otras actividades. Hace 18 años que se dedican a reforestar con árboles autóctonos en lugares que han sido devastados por incendios y también se dedican a educar y enseñar sobre su cuidado con información como ésta: "El Roble es un árbol caducifolio, que habita los bosques templados de Chile. Crece desde la V a la X región de nuestro país, en suelos profundos y habitualmente a baja altitud. En ocasiones forma bosques puros y esta especie es el principal hospedador del hongo comestible, el digüeñe".

    Si también supiéramos del valor y función que nos regala cada uno de ellos, soy una convencida que cambiaría mucho nuestra mirada de cómo tenemos que cuidar lo que la naturaleza nos regala.

    La educación es un pilar fundamental para que integremos y valoremos lo que tenemos. Por eso me parecen destacables dos cosas que ocurrieron esta semana: la inauguración del Parque Nacional Cantalao, en la precordillera de Peñalolén, que fue impulsado por la botánica y educadora ambiental, Adriana Hoffmann y que servirá como Centro de Educación Ambiental, para toda la comunidad de la capital.

    Se suma a esta gran iniciativa la firma del decreto con que la Presidenta Bachelet creó hace unos días la Red de Parques de la Patagonia que suman 4,5 millones de hectáreas de áreas protegidas en nuestro país, en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, en las que se incluyen las donaciones de las fundaciones de Douglas y Kris Tompkins, lo que permitirá proteger su flora y fauna, conservarlo y promover un turismo sustentable. ¡Buenas noticias para terminar enero y cosas buenas también para contar!

    "Una labor encomiable la hacen las instituciones que se dedican a reforestar lo perdido con flora nativa."

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24