Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
publicidad
  • Aprenda cómo sacar el mayor provecho a cada tipo de pan

    El catalán Josep Pascual, conocido como "el maestro del pan", dio recomendaciones para comer cinco variedades de este alimento que son emblemáticas en Chile.

    Natividad Espinoza R.

    Chile es uno de los países donde más se come pan, y quizás por lo mismo es que aquí se pueden encontrar tantas variedades en cuanto a ingredientes, preparaciones e incluso formatos. Sin embargo, muchas veces al llegar a una panadería los chilenos vamos directamente hacia nuestro tipo de pan favorito, sin pensar que puede haber otro más indicado para la forma en que queremos consumirlo o los alimentos con que queremos combinarlo.

    El panadero catalán conocido como el "maestro del pan", Josep Pascual, contó a hoyxhoy que está enamorado del pan nacional, habló de algunas de las variedades más típicas de estas tierras y dio recomendaciones de consumo para generar un mayor disfrute y sacar el mayor provecho posible a cinco clásicos: la marraqueta, la hallulla, el pan amasado, las dobladitas y el bocado de dama.


    La marraqueta: con un queso fuerte o jamón

    Para Pascual la marraqueta -también conocida como pan francés o pan batido- es nada menos que el "pan nacional, el pan que se come a todas horas y con todo a lo largo de Chile". De esta variedad, el profesional destacó principalmente su versatilidad y la evolución que ha tenido a lo largo de los años en cuando a su masa, que según él cada vez está mejor.

    así es mejor

    El "maestro del pan" sugirió su consumo en sándwiches con cualquier alimento dentro pero sobre todo "con un buen jamón o con un queso fuerte, de esos que son bien intensos". Ahora, si se lo quiere comer a modo de acompañamiento para otras comidas, Pascual invitó a probarlo junto con platos de sabores y olores fuertes e intensos.


    La dobladita: para cremas y caldos

    "Este producto compacto queda bien con varios tipos de platos", comentó Pascual. No obstante, manifestó que "yo lo acompañaría más bien con sopas, caldos y cremas de verduras". De este modo, el profesional dio a la dobladita un carácter invernal y también celebró la tradicional forma de comerla con queso derretido.


    Pan amasado: el mejor para untar

    Si se está a punto de comer una cazuela, un huevo a la copa o un plato con huevo frito, Pascual sugiere elegir el pan amasado por sobre todas las demás variedades disponibles. Sobre todo, si éste es más bien liviano y esponjoso. Aunque esto depende del gusto del panadero y el consumidor.


    La hallulla: con embutidos de olores fuertes

    "Este tipo de pan compacto combina con cualquier comida y tiene más posibilidades de consumo de las que conocemos", explicó el panadero.

    ¿cómo consumirla?

    Para el experto, lo mejor es combinarla "con platos pesados, con platos compactos, con platos fuertes y con fundamento". Pero si lo que se quiere es armar un sándwich a base de este pan, Pascual considera que una gran alternativa es ponerle queso y/o algún embutido "con mucha potencia aromática", como salame, salchichón o mortadela.


    Bocado de dama: dulce o salado

    Pascual destacó la originalidad del bocado de dama que, dijo, "es un tipo de pan que no existe en ningún otro lugar del mundo". Según él, los chilenos subvaloramos esta variedad, a la que encuentra gran potencial para comerla dulce o salada. Si se la quiere dulce (con mermelada o crema), aconseja que sea caliente. Si es salada, la prefiere fría.

    los más versátiles de Chile son la marraqueta y la hallulla, que casualmente son los más consumidos.

    para el invierno y acompañar caldos, sopas y cremas el experto sugirió las dobladitas.

    dulce y caliente queda muy bien el bocado de reina. La mermelada y la crema son buenas aliadas.

  • Elecciones con sorpresas

    por katherine salosny / @kathysalosny

    Imposible abstenerse de comentar las últimas elecciones y las sorpresas que se rebelaron después de conocer los resultados del domingo. Es que me gustan las elecciones y todo lo que ocurre cuando el domingo una se queda hasta tarde viendo los resultados, comentarios y anécdotas que han ocurrido durante el día.

    Y digo sorpresas, porque para muchos era impensable ver a Beatriz Sánchez en su discurso de agradecimiento el domingo en la noche celebrar el 20% de votos que recibió su conglomerado, cuando las encuestas no le daba más de un 8 % de votos. Lo que les enrostró a las empresas encuestadoras no sólo cuánto se equivocaron sino que exigió una explicación porque ni una de ellas llegó ni cerca a los resultados de su votación.

    Creo que todos estamos de acuerdo que son sistemas que se tienen que revisar ya que en vez de acercarse a una verdad desorientan a la opinión pública y se empiezan a dar por ciertas tendencias que no lo son en la realidad y confunden a la opinión pública, además de restarles credibilidad.

    Lo que quería destacar también es el trabajo que hicimos en Mucho Gusto en la pre campaña y después de las elecciones, donde tuvimos como invitados a todos los candidatos a Presidente a hablar sobre sus propuestas y programas y contestar preguntas que pensamos sirven a los televidentes para conocerlos mejor y desde una perspectiva también humana. Fueron todos y tuvieron un tiempo suficiente para explayarse y explicar lo que querían para nuestro país.

    Creo que hicimos un gran trabajo y de gran servicio a los televidentes, lo que quedó demostrado por la alta sintonía que tuvimos durante estas entrevistas y que habla mucho más del interés de las personas en conocer las propuestas de quienes nos van a gobernar. Lo que nos hace pensar que a la gente si le interesa conocer mejor a los candidatos e informarse mejor por quienes quiere votar.

    Y de los cambios que me parecen increíbles de las elecciones que me acuerdo, desde el plebiscito de 1988, es impresionante ser testigo de todas estas transformaciones en el proceso de transición a la democracia.

    De los cambios que me parecen más relevantes en esta última elección y que creo profundizan la democracia está el voto de los chilenos en el extranjero por primera vez (como no emocionarse con ese señor de más de 90 años que votó en España y que lloró de emoción cuando se lo preguntaron en cámara); el mayor número de mujeres elegidas como diputadas y Cores, gracias a la Ley de Paridad, que significará que tendremos ahora más de un 20 por ciento de mujeres en el Congreso (aunque aún es poco); y por último, la tendencia a subir la participación electoral que fue cayendo los últimos años en cada elección. Aunque votó cerca del 50 % del electorado, es mejor que la última elección.

    Esperemos que en un mes seamos más todavía los chilenos que vayamos a votar por quien nos parece mejor para conducir nuestro país. Se siente un cierto orgullo con el lápiz a mina hacer la línea vertical que te permite elegir. Es una sensación muy buena la de querer ir a votar.

    "Esperemos que en un mes seamos más los chilenos que vayamos a votar por quien nos parece mejor para conducir nuestro país."

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24