Miércoles, 19 de Junio de 2019
publicidad
  • Dos de los reos fugados de Colina 1 fueron condenados por homicidio

    La policía está buscando a tres reclusos "de alta peligrosidad" que huyeron del penal en la madrugada de ayer. En la huida los delincuentes rompieron al menos tres cercos.

    Diego Gotelli C.

    Un amplio operativo policial se desplegó ayer por la capital para buscar a tres reos considerados por Gendarmería como "de alta peligrosidad", quienes se fugaron por la mañana desde el centro penitenciario Colina 1 y que anoche seguían sin ser hallados.

    Los delincuentes fueron identificados como Eduardo Pavez Peñaloza (29 años), Guillermo Villarroel Orellana (29) y Pedro Torres González (31) quienes llevaban menos de dos años tras las rejas en la misma torre del penal. El primero fue condenado por robo con intimidación, mientras que en el caso de los últimos dos fueron a prisión por homicidio simple.

    La fuga se concretó a eso de las 4:30 horas, pero recién a las 8:00 los gendarmes se dieron cuenta, ya que al realizar el conteo protocolar de reclusos faltaban los tres. La inspección preliminar dio cuenta de que en su plan de escape los condenados debieron romper al menos tres cercos de seguridad del recinto.

    De acuerdo a lo informado desde el penal, los internos primero habrían cortado los barrotes de su celda para luego acceder a la zona de talleres para realizar un forado que les permitiera llegar al perímetro del recinto, donde usando herramientas cortaron las mallas y salieron hacia la carretera San Martín.

    "Usaron herramientas que estamos averiguando dónde las obtuvieron, o quizás las fabricaron. Con ellas pudieron cortar los elementos metálicos", señaló el director regional de Gendarmería, coronel Víctor Fuentes. La autoridad además informó que se abrió un sumario para determinar responsabilidades en el hecho, ya que "existían centinelas, personal de servicio que resguarda el establecimiento penitenciario".

    El hecho se suma al frustrado plan de fuga ocurrido a inicios de mes en Colina 2, lo que ha despertado la preocupación de la Asociación Nacional de Oficiales Penitenciarios (ANOP), ya que dicen que los casos podrían estar vinculados a malas condiciones laborales del personal. Ello a raíz de que -acusan- las dotaciones han sido disminuidas en el último tiempo, además que el sumario podría arrojar una situación de cansancio.

    segundo caso del mes A inicios de junio en Colina 2 otros reos planearon una fuga. Esa vez se frustró antes.

    *

  • Furia tuitera por el borrado de un turístico mural en Lastarria

    El dibujo de más de 250 metros fue pintado el 2017 y tenía su permiso vencido.

    Con más de 250 metros² de pared pintados, el mural de las calles Rosal con Lastarria, en el barrio homónimo, se convirtió en un atractivo turístico de Santiago. El dibujo hiperrealista fue diseñado en el festival de arte urbano Hecho en Casa 2017 buscando retratar cómo era la vida en los años 90, una pintura que se popularizó en el sector pero que ayer, a dos años de su estreno, fue destruido.

    Brocha en mano, personal privado tapó el dibujo de 12 metros de altura con pintura blanca, en un acto que desató críticas por redes sociales. "Si bien el mural tenía un permiso de seis meses, parte de los vecinos estaba luchando por mantenerlo", criticó la cuenta "Santiago Adicto".

    La furia virtual, principalmente por Twitter, tuvo como principal objetivo al municipio de Santiago, que en un comunicado se desmarcó de la acción afirmando que cumplidos los 6 meses de plazo, la alcaldía apoyó una petición de prórroga para que el mural siguiera intacto dos años más "dado el éxito y el aporte para la comunidad que significó". Sin embargo, el pedido fue negado por el Consejo de Monumentos Nacionales que exigió su eliminación al estar ubicado en una Zona Típica.

    Según el municipio, el problema se agudizó cuando un concejal pidió que se fiscalice, lo que culminó en una multa y con el festival contratando personal para borrarlo. "Personalmente lo lamento", tuiteó el alcalde Felipe Alessandri, quien afirmó que habló con el muralista para crear nuevas obras en otros sectores "donde no incomoden a nadie y no deban pasar por tantas autorizaciones".

  • Denuncian un complot para "robar" jardines infantiles

    Medio acusó a un personero de confabular para beneficiar a una firma de seguridad.

    "Vamos a llevar unos cabros, van a quebrar vidrios y que suenen las alarmas. Se van a robar cualquier huea (...) Así van a decir que se necesitan guardias". El relato es parte de una conversación presuntamente entre Michael Parada, presidente de la UDI en Renca, y una empresa de seguridad a quienes se les acusa de tramar un complot para que la firma logre un millonario contrato con el municipio de Maipú, según reveló el medio comunal La Voz.

    De acuerdo a la publicación, en aquel diálogo ambos habrían tramado fingir robos a jardines infantiles maipucinos que han sido custodiados por la firma aludida, pero cuyo contrato había sido puesto en duda por el municipio tras la llegada de la nueva jefa de Corporación Municipal de Educación (Codeduc), Jacqueline Sánchez, quien cuestionó los pagos de más de $80 millones que dejó firmados su antecesor (s) Sergio Barrera. El medio afirma que aquel montaje pretendía "engañar" a la alcaldesa Cathy Barriga, generando un temor por los asaltos que termine en la destitución de Sánchez y la extensión del contrato a la cuestionada empresa.

    Consultada por este medio, la alcaldía confirmó que tras enterarse de los audios la jefa comunal le pidió la renuncia a Barrera, quien hasta inicios de mes se desempeñaba como director de control interno de la Codeduc.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24