Lunes, 12 de Agosto de 2019
publicidad
  • El cambio del perfil comercial de Patronato: ahora venden autos

    El lugar, conocido por ofrecer ropa barata en Santiago, se ha tenido que ir "reciclando" ya que hoy en día "la ropa cuesta lo mismo que un café", señalan.

    Magdalena Frontaura

    Los comerciantes más antiguos del barrio Patronato se establecieron aproximadamente en 1960. En su mayoría habían fábricas textiles que vendían mercancías a grandes empresas. Fue sólo hasta 1967, con un decreto firmado por el expresidente Eduardo Frei Montalva, que las fábricas pudieron empezar a vender "en detalle". "Eso fue el auge de Patronato, empezamos a abrir nuestras casas, nuestras tiendas y atrás quedaba la fábrica", recuerda Carlos Abusleme, el entonces dueño de una de ellas y actual presidente de la Cámara de Comercio de Patronato.

    Cuando las fábricas abrieron sus puertas para vender al por menor, Patronato vivió sus mejores tiempos. Hasta 1982, cuando la crisis del dólar les golpeó fuerte el bolsillo. Fue ahí cuando llegaron los coreanos y les arrendaron los locales a los chilenos que no podían mantenerlos. "Aprendimos de ellos. Ellos traían ropa del sudeste asiático: Corea, China, India. Entonces cerramos rápidamente las fábricas y nos reciclamos, empezamos a importar", dice Abusleme.

    El impacto de china

    "El precio de la ropa bajó enormemente porque China invadió el mundo con mercadería barata. En los últimos tiempos la ropa vale lo mismo que un café", afirma el comerciante. Explica que actualmente la ropa que se vende está lejos de ser producida por ellos, sino que llega al por mayor en grandes barcos desde China. Lo que han tenido que hacer es seguir continuamente "reciclándose": hoy en día en Patronato se encuentran artículos electrónicos como radios y celulares; restaurantes de todas partes del mundo como árabes, coreanos, vietnamitas; y ahora en el centro comercial Paseo Santa Filomena, hay autos nuevos y usados disponibles en el Santa Filomena Outlet Car.

    "Esta idea, sacada de las tiendas que venden saldos de ropa, ha sido toda una revolución en Patronato, ya que conseguir un auto a un buen precio se ha hecho más sencillo, gracias a la aparición del outlet de autos", comentó Mario Zacarías, gerente comercial de mall Paseo Santa Filomena.

    La expansión

    Con la ampliación del comercio del lugar, hoy en día son 2.220 los comerciantes instalados en el barrio. Para Rosa Otilia Montecinos, que lleva viviendo 38 años en la calle Río de Janeiro de Patronato y actualmente forma parte de la junta de vecinos, esto "ha influido bastante bien, ya que se ha expandido el negocio, pero hay un pero. Las ventas últimamente han bajado mucho por la delincuencia".

    Lo anterior, según ella, se explicaría porque la gente dejó de vivir en el barrio, ya que vendieron o arrendaron sus casas para el comercio, y empezaron a vender artículos de más valor como electrónicos y ahora autos. Para Abusleme el paraíso de Patronato sigue siendo la ropa, aunque no sean ellos quienes la fabrican. Ahora con $10 mil el cliente se puede vestir en el barrio y con $8 mil se encuentran vestidos de fiesta, los que antes era imposible con menos de $30 mil.

    1960 Fue el año en que llegaron las primeras fábricas textiles al barrio Patronato

    en 1982 tuvieron que cerrar las primeras fábricas por la crisis derivada de la caída del dólar.

    *

  • Casi abogado

    Por Paulina Flores

    Nicolás. Partió fumando cigarro a los 19: "Empecé en un carrete. Un amigo me dio un pucho y al otro día quería otro y luego otro… nunca más dejé el vicio. Fumaba entre 10 y 12 cigarros al día. Siempre Kent 4. Ahora me cambié al tabaco. Porque siempre me cargó el olor. Era de los que fuman y se lavaban las manos al tiro. La idea de fumar tabaco es dejar la nicotina de a poco. Me demoro más en enrolar y he visto que me dan menos ganas".

    "Soy casi abogado. 'Casi' porque ya hice la práctica, el examen de grado y todo lo demás. Ahora sólo tengo que esperar. Todos los estudiantes de derecho de Chile tenemos que entregar los papeles en la Corte Suprema. El título no te lo entrega la universidad, sino un poder del Estado. Pero como el sistema está colapsado hay que esperar entre 3 y 4 meses. A mí me dieron fecha para octubre.

    Ahora estoy trabajando con un colega. Nos dedicamos al derecho de agua. El agua de partida en Chile es privada. Lamentablemente no puedes darle un giro ecológico, por más que uno quiera. Entonces hoy en día el agua se vende, se compra, se arrienda, se permuta, se hipoteca, se hereda, es como cualquier bien, como un auto o una casa. Yo me he informado harto del tema. El cambio climático es un hecho, pero lo que pasa en Chile no es tanto que falte agua. Somos uno de los países con más fuentes de agua dulce en el mundo, el problema es que tenemos muy mala política de riego. Y el abuso, claro. Porque hay intereses gigantes atrás".

    Envía historias y comentarios a: historiasciudadanas@hoyxhoy.cl

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24