• Bravo y una Liga de ensueño

    Con el triunfo 1-0 ante Atlético de Madrid, el Barcelona consiguió su 23ª estrella en España. El portero es el cuarto chileno en ganarla, tras Ortúzar, Sánchez y Zamorano.

    Con la calculadora en la mano y la radio puesta en el partido del archirrival. Así salió a jugar Barcelona su partido ante el Atlético de Madrid en la capital española. Todo porque una derrota o empate del Real Madrid ante el Espanyol le entregaba el título en bandeja a los culés, que sólo tenían que lograr el triunfo.

    Y así fue finalmente. Barcelona salió a especular y los colchoneros se vinieron encima con todo. En esos diez primeros minutos Claudio Bravo volvió a erigirse como figura de su equipo. Primero, sacando un cabezazo del uruguayo José María Giménez a los 8", y al minuto siguiente rechazando un tiro de Koke, que posteriormente fue anulado.

    Barcelona sólo despertó a la media hora. Primero con un tiro libre de Lionel Messi que se desvió en el travesaño, y posteriormente con una arrancada de Dani Alves al término del primer tiempo, la que fue magistralmente rechazada por Jan Oblak.

    Messi nunca falla

    Ante la incertidumbre del resultado del Real Madrid, Barcelona salió a buscar más el partido y demoró veinte minutos en encontrar recompensa en los pies de Lionel Messi. Quien más que el argentino para otorgarle un nuevo título a los culés y con un gol de su sello personal. Se movió desde el centro a la izquierda, piso el balón, y con un tiro arrastrado al palo contrario de Oblak anotó el único gol del encuentro.

    Con el gol, Messi suma números tremendos: 56 goles en 56 partidos en todas las competiciones del año.

    Bravo en la historia

    Para Claudio Bravo es su primer título liguero, y se convierte, de paso, en el cuarto chileno en quedarse con la Liga tras Higinio Ortúzar con el Athletic de Bilbao (1942-1943), Iván Zamorano en Real Madrid (1994-1995) y el Alexis Sánchez en el propio Barcelona en la 2012-2013.

    Tras la celebración, el arquero declaró en zona mixta al canal del club: "Queríamos darle una alegría a la gente. Esta fue una buena temporada en todos los aspectos y es bonito cuando lo destacan. Ahora nuestro papel es seguir partido a partido y mejorar para lograr los títulos que esperamos. Lo dije cuando llegué acá respecto a ganar todos los títulos de la temporada", cerró.

  • Empate con gusto a poco para el Arsenal de Alexis

    Con un mejor juego en el segundo tiempo, los Gunners igualaron y perdieron ocasiones para arrancarse en la tabla.

    Irregular cierre de temporada es el que está teniendo el Arsenal. Por la 37ª fecha de la Premier League, los londinenses visitaron Old Trafford buscando un triunfo que asegurara la tercera plaza para la Champions League y evitar la fase previa de la competencia.

    Pero el primer tiempo indicó todo lo contrario. Con presión constante de los Diablos Rojos, y gol de Ander Herrera a la media hora, el Arsenal se vio desdibujado y sin opciones de empatar el partido.

    En el segundo tiempo, el Arsenal salió con todo, pero el dominio sólo se confirmó con los ingresos de Theo Walcott y Jack Wilshere.

    El primero, a los 82 minutos, se escapó por la banda y tras mandar un centro, que fue desviado por el defensa Tyler Blackett, consiguió el empate definitivo.

    Tras el resultado, Arsenal se mantiene en el tercer lugar con 71 puntos, perseguido a dos puntos por el propio United. El miércoles los "cañoneros" jugarán ante Sunderland en partido pendiente por la Premier League.

  • El arquero ganará su primer Zamora

    La decisión de Luis Enrique de dividir los minutos entre Claudio Bravo y el alemán Ter Stegen generó, en principio, una polémica al no asegurarle la titularidad a ninguno de los arqueros. Pero Claudio Bravo aprovechó su tiempo en la Liga y se mantuvo invicto las primeras ocho jornadas, sumando 754 minutos sin goles y rompiendo el récord de 560 minutos conseguido por Peio Artola en 1977/1978. Su generosa cosecha le permitió, tras 37 fechas, sumar apenas 19 goles en contra -18 dentro del área y uno desde fuera- lo que le dio un promedio de 0,51 goles encajados en 3.330 minutos disputados. Además, suma 68 paradas y consiguió un nuevo récord, al llegar a 23 encuentros sin recibir goles, superando a Andoni Zubizarreta y Víctor Valdés, que habían estado 20 partidos con la valla en blanco. Por todo, es inminente que ganará el Premio Zamora al menos batido en la Liga, pues debería recibir 8 en un partido.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24