Martes, 06 de Febrero de 2018
  • Sepa cuándo y por qué recurrir al maquillaje permanente

    No a todas nos quedan bien los mismos colores y nuestros rasgos se pueden endurecer, por lo que es bueno asesorarse con un experto antes de recurrir a estos procedimientos.

    Natividad Espinoza R.

    Para algunas mujeres la idea de amanecer maquilladas y poder irse a dormir sin tener que desmaquillarse suena maravillosa, casi como un sueño hecho realidad. Y es perfectamente posible si se opta por el maquillaje permanente, una tendencia que se ha vuelto popular entre las chilenas, pero que aún asusta a algunas.

    ¿Cuándo es bueno optar por esta alternativa? ¿En qué hay que fijarse antes para obtener los mejores resultados? La asesora de imagen, Pamela Herrera, dijo a hoyxhoy que el maquillaje permanente es ideal para quienes quieren verse bien durante todo el día, tienen poco tiempo o simplemente no gustan de automaquillarse.

    Sin embargo, la experta recalcó que antes de ir a un centro de estética a hacerse un tratamiento de este tipo -que puede durar de tres a cinco años- es fundamental pedir una asesoría a un(a) maquillador(a) profesional o a alguien dedicado a la asesoría de imagen, ya que así la persona sabrá qué colores le quedan mejor según su tono de piel, qué partes de su rostro le conviene destacar y qué hacer para evitar echarse más años encima. "Por ejemplo, toda clienta debe saber que el delineado de ojos siempre tenderá a endurecer un poco su mirada", comentó.

    Pese a esto, el delineado de ojos -arriba y abajo- es uno de los procedimientos que más valora, ya que en su opinión se ve muy natural.

    "Personalmente, yo tendría más cuidado por ejemplo con el delineado de cejas y de labios, sobre todo con el de labios porque a veces se está acostumbrada en cierta época de la vida a delinearse con un tipo de tono, pero después aparecen otros tonos de moda y te queda el delineado ahí y te pones relleno de otro color y no se ve bien", añadió.

    Adiós imperfecciones

    Por su parte, la estilista profesional, Natalia Fariña, destacó el uso de maquillaje permanente sobre todo cuando se hace a fin de cubrir imperfecciones como pigmentaciones distintas en ciertas partes de la cara o cejas con áreas menos pobladas que el resto.

    "Una vez vi a una chica que tenía la zona donde tenía un piercing en la nariz de un color grisáceo, lo que fue una consecuencia rara de la perforación. Lo corrigió con maquillaje permanente y quedó muy bien", aseguró Fariña.

    Investigar el lugar

    Nunca hay que olvidar asegurarse de que el lugar escogido para hacerse el tratamiento de maquillaje permanente deseado sea confiable y también reconocido. "Yo sugiero googlearlo y verificar si se han obtenido buenos resultados, si se usan agujas desechables y si los productos utilizados son naturales y de calidad", manifestó Herrera.

  • Cinco situaciones en que nos salvan las vacaciones

    Los meses de verano y de vacaciones infantiles o incluso de nosotros los padres, muchas veces invitan, tentadoramente, a dejar todas las rutinas que tenemos y cuidamos muchísimo durante el año. Y enfatizo en el "cuidar", porque personalmente, las rutinas me han ayudado a criar y a saber llevar una estructura en el día a día, entonces ante la amenaza de perderlas o de modificarlas significativamente, sé que vendrá el caos. Lo he comprobado y no, no es bueno.

    Por lo mismo, mantener las rutinas en estas cinco situaciones, les aseguro, les ayudará a ustedes también, especialmente a menos de un mes de comenzar marzo:

    1. La hora de dormir se mantiene: Aunque todavía esté de día, comprar cortinas con "blackout" es la mejor solución para mostrarles a los niños que el sol ya se fue y es hora de dormir. Porque aunque se acuesten tarde, al otro día estarán muy temprano despiertos y probablemente, de mal genio o con toda la energía del mundo.

    2. Las horas de juego se reparten: Durante todo el día, porque al no estar en el colegio/jardín, lo ideal es que sigan con la rutina de dedicar parte de la mañana a jugar con elementos que les permitan ir aprendiendo: pintar, dibujar, armar, recortar, etc. Sólo es cosa de organizarlo para ellos. Luego en la tarde, después del almuerzo, que jueguen libremente.

    3. Los aparatos electrónicos siguen teniendo tiempos de uso. Y con eso evitas considerablemente que los niños se muestren luego ansiosos, irritables y con problemas para dormir. La regla acá es que por cada día, impongas tú un tiempo para jugar y que se cumpla. Por todos en la casa.

    4. Las comidas no se transan, ni en vacaciones. Esta es la época ideal para que los niños prueben nuevos sabores o bien se vuelvan aún más selectivos para comer, por lo que ante la posibilidad de pataletas o mañas, se opta por lo más relajado. Error, por experiencia propia les cuento que luego será muy difícil que vuelvan a comer de todo y a sus horas volviendo a la casa.

    5. El disfrutar también es una rutina, y se respeta. Porque si salen de vacaciones, se debe aprender a incorporar la diversión y el disfrutar, descansar, entre todos en la familia. Y eso se enseña, se les va mostrando a los niños y ellos rápidamente lo entienden, así por ejemplo, si van a la playa, la idea es que ellos jueguen y no se arranquen mientras tú estás observándolos. Tranquila, eso que no parece tan simple, se enseña.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24